Cómo Sobrevivir a una Ruptura y Aprender a Vivir, Amar y Confiar de Nuevo

romper con una relación

Romper nunca es fácil, incluso si eres tú quien inicia el fin de la relación. Primero, hay una variedad de emociones con las que lidiar, algunas de las cuales pueden durar más que otras. También hay pasos a corto y largo plazo que puedes tomar para recuperarte de una ruptura y poder avanzar hacia relaciones saludables y de confianza en el futuro, incluida una relación saludable contigo mismo. Obtén más información sobre qué esperar con una ruptura y cómo puedes recuperarte de manera positiva.

Paso 1: Expresa tus emociones

Expresar tus emociones es tu primer paso hacia la recuperación. El proceso de duelo puede pasar por sus altibajos, y podrías experimentar tristeza en un momento y enojo al siguiente. Algunas personas incluso pueden experimentar alivio.

Reconoce lo que sea que estés sintiendo

Una ruptura puede provocar numerosos sentimientos y etapas de emoción, que incluyen:

  • Aceptación (especialmente inmediatamente después de que ocurre la ruptura)
  • Alivio
  • Conmoción
  • Negación
  • Dolor
  • Rechazo
  • Dolor
  • Traición
  • Temor
  • Vergüenza
  • Tristeza

Paso 2: Prueba estos Pasos a Corto Plazo

romper con la pareja

Resolver tus sentimientos es solo el primer paso para lidiar con una ruptura.

Por difícil que parezca al principio, querrás seguir los siguientes pasos para garantizar tu seguridad emocional, mental y física inmediatamente después de una ruptura:

Encontrarte de nuevo

Cuando has estado en una relación, especialmente a largo plazo, puede ser fácil olvidarse de sí mismo. Puede ser difícil concentrarte en los aspectos positivos de salir de tu relación en este momento, pero puedes aprender a aprovechar este momento como una oportunidad para la autoexploración.

¿Hay alguna actividad que siempre quisiste probar o lugares para viajar y comer que antes no podías? Ahora es el momento de considerar hacer estas cosas.

Considera buscar apoyo profesional con un terapeuta

También llamada terapia de conversación, las sesiones con un psicoterapeuta pueden ayudarte a superar tus emociones y, al mismo tiempo, encontrar formas de afrontarlas. Considera buscar un terapeuta que se especialice en la recuperación de relaciones.

Mantente socialmente activo

A veces, el dolor de una ruptura puede ser tan fuerte que terminas solo. El apoyo grupal y el apoyo individual con amigos y familiares es importante. Trata de no aislarte durante este momento delicado. Los más cercanos pueden ayudarte a desahogarte, pero también mostrarte que es amado y apoyado, siempre.

Centrarte en tus relaciones sociales ahora también puede ayudarte a fortalecer tus habilidades para las relaciones románticas en el futuro. Los expertos creen que mantenerte social está relacionado con una disminución de la depresión y una vida más larga.

Reorganiza tu situación de vida

A veces, una ruptura significa que una o ambas personas se mudan de un espacio habitable previamente compartido. Además del estrés de mudarse, el costo emocional puede aumentar aún más si comparten mascotas o niños en tu relación.

Además, dependiendo de sus arreglos de vivienda, es posible que debas considerar el apoyo financiero para compensar los ingresos perdidos que compartieron anteriormente. No tengas miedo de acercarte a tus seres queridos o amigos para explorar opciones como una vivienda temporal hasta que te recuperes.

Paso 3: Enfócate en la recuperación a largo plazo

pareja

A largo plazo, la recuperación saludable de una ruptura a menudo depende en gran medida de los siguientes factores:

Tu salud mental

El duelo es un proceso que no tiene una línea de tiempo definitiva. Es posible que debas tomarte un poco más de tiempo para llorar después de una ruptura. Permitirte procesar las nuevas circunstancias de tu vida es esencial para tu salud mental en general.

También puedes cuidar tu salud mental durante una ruptura asegurándote de mantenerte social y físicamente activo. Esto puede ayudar a disminuir el dolor y la depresión que puedas estar experimentando.

Técnicas de autocuidado

El cuidado personal siempre es importante, especialmente después de la ruptura. El adagio de que “necesitas cuidarte a ti mismo para cuidar de los demás” definitivamente se aplica a las relaciones interpersonales. Al invertir tiempo en el cuidado personal a largo plazo. Desarrollarás una relación saludable contigo mismo que luego se transferirá a tus relaciones.

Reestablecer la confianza

Dependiendo de las circunstancias que rodearon tu ruptura, volver a confiar en los demás puede ser un desafío. Sin embargo, sin restablecer la confianza. Es posible que tengas problemas con los socios en el futuro. Generar confianza puede llevar tiempo y un terapeuta puede recomendar estrategias para restablecer la confianza en tus relaciones.

Cómo manejas las nuevas relaciones

Para algunas personas, es tentador aliviar el dolor de una ruptura entrando en una nueva relación. Sin embargo, “rebotar” no siempre es prudente, ya que puede afectar negativamente tu nueva relación. Tómate el tiempo suficiente para llorar y procesar completamente tus emociones antes de seguir adelante. Este tiempo, por supuesto, puede variar de persona a persona.

¿TE GUSTA ACTIVA?

Nuestro mejor contenido directo a tu correo. Suscribete!

Gracias por suscribirte!

Ay algo que no anda bien!