El ser más sociable no se trata de complacer a todas las personas que te rodean. En serio. No hay nada malo en relajarse en casa y disfrutar de tu programa favorito en la televisión después de una larga semana.

El “ser social”, puede parecer diferente para todos. Tal vez para ti, se trata de salir con algunos de tus amigos más cercanos mientras que para mi, se basa en conversar con personas desconocidas en la calle.

Aquí te dejo 10 tips para ayudarte a conectarte mejor con los demás. Si algunos de estos consejos no te parece adecuados, siéntete libre de deshacerse de ellos e intentar algo más. Lo importante es que encuentres un balance entre tu personalidad y el ambiente social.

1. Asegúrate de Definir qué es Lo que Quieres

Lo primero es lo primero, no hay una “forma correcta” de socializar. Está bien si no te gusta ir al club cada dos noches o asistir a todas las invitaciones que aparecen en tu Facebook.

Antes que nada, no tienes la obligación de cumplir con las expectativas de otras personas, solo tienes que enfocarte en analizar cómo te gustaría consumir tu tiempo libre.

ESCUCHA TU INTERIOR

Si no estás seguro de cómo distinguir entre lo que tu quieres y lo que otros te dicen que quieren, intenta hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Quiero pasar tiempo con esta persona o ir a este evento?
  • ¿Me siento culpable por decepcionar a la gente o por ser juzgado como antisocial?
  • ¿El encuentro me traerá alegría?

Presta atención a tu instinto. Si bien sentirse cerca de los demás tiene sus beneficios, es importante que lo hagamos en nuestros propios términos y de una manera que nos resulte sana y para nada invasiva.

2. Inicia una Conversación

Así que, si estás listo para ser un poco más sociable y hacer nuevos amigos. Te gustara aprender el maravilloso arte de la “charla” para así saber cómo entablar una conversación en el próximo ascensor que montes y ser más sociable en tu entorno rutinario.

¿Pero, cómo diablos lo hace la gente?

Primero tienes que entender, que probablemente la persona que tienes a tu lado está sintiendo exactamente lo mismo. Según diversos estudios realizados, alrededor del 40 por ciento de los adultos y adolescentes se identifican como tímidos.

Tener algunas frases rompehielos a mano puede ser una gran manera de aumentar tu confianza al acercarte a otros. Afortunadamente, a la mayoría de las personas les encanta hablar de sí mismas, así que este es tu punto de partida al acercarte a hablar a otras personas.

PARA PROBAR

  • ¿Cuál es tu película favorita?”
  • Estoy viendo un programa de cocina en Netflix. ¿Que restaurante me recomiendan?
  • ¿Cuál fue el último lugar al que viajó? ¿Qué es lo que más te gustó de él?

Recuerda compartir algo similar acerca de tu vida, como “Soy de Colombia, acabo de mudarme al país, y lo que más me ha gustado de Panamá han sido sus playas”.

3. Se más Sociable Oyendo a los Demás

A todos nos gusta sentirnos escuchados. Una de las mejores maneras de ser sociable con los demás es escuchando atentamente lo que tienen para decirte.

Puedes practicar esta gran virtud siendo curioso y tratando de entender de dónde viene la otra persona.

Evita interrumpirlos a mitad de la historia o hablar sobre ti cuando están respondiendo a tu pregunta. En su lugar, ofrece toda tu atención e interés genuino.

Trata de hacer preguntas que le demuestren a la otra persona que lo estás escuchando atentamente a todo lo que está diciendo.

Al escuchar, ten en cuenta estos factores que te ayudarán a comprender y conocer mejor al otro individuo:

  • ¿Qué es importante para esta persona?
  • ¿Qué es lo que más les gusta compartir?
  • ¿Cuales son sus valores?

Al responder estas preguntas, tendrás más conocimiento sobre la otra persona y encontrarás un lazo entre tu personalidad y la de él o ella.

4. No Seas Tímido para Dar Cumplidos

relaciones-de-trabajoEn el caso de no sepas que decir, siempre di algo amable. Las palabras adecuadas en el momento adecuado pueden hacer que el día de alguien sea significativamente mejor y también abrir la puerta a una conversación. Al hacerlo, verás también cómo  cambia tu interior llevándote a un estado de satisfacción y bienestar.

Decirle a un compañero de trabajo que disfrutaste de su presentación o hacerle saber a alguien cuánto te gusta su camisa es una buena manera de conectarte. Pero asegúrate de ser sincero. Siempre la sinceridad por delante.

Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta a la hora de hacer un cumplido a alguien:

  • Presta atención a lo que realmente te gusta de una persona para que realmente sientas lo que dices.
  • No seas tan obvio.
  • Fíjate en las pequeñas cosas que hacen.
  • No le digas lo mismo a todo el mundo. En cambio, concéntrate en las cualidades de la personalidad o en las peculiaridades que lo hacen único.

5. Participa en Tu Comunidad

Considera la posibilidad de encontrar un pasatiempo que sea social, como por ejemplo el ser voluntario en una organización sin fines de lucro. Esta es también una gran manera de retribuir y ser útil.

Participar en las actividades que te gustan puede ayudarte a aliviar el proceso conocer gente nueva, ya que ambos estarán compartiendo un punto en común del cual hablar.

6. Organiza una Reunión Mensual

Invita a tus amigos y familiares a una comida especial y tómate el tiempo para interactuar de manera significativa entre ellos. Esta es una manera divertida de programar tiempo de calidad con tus seres queridos en un ambiente cómodo donde puedas reírte, hablar y recordar.

7. Abre Whatsapp y Haz una Cita

Si eres más de compartir uno a uno y no te gustan las reuniones en grupo, trata de llamar a un amigo y fijar una hora para almorzar o incluso para ir de compras.

Mejor aún, invitalo a tu casa para que se sienta más cómodo. Recuerda: No necesitas hacer una actividad elaborada para pasar el rato y disfrutar de la compañía de los demás.

Piensa en alguien que extrañas y con quién te gustaría pasar más tiempo de calidad, luego coge el teléfono y haz un plan.

8. Conversa con Extraños

No hay nada mejor para ser más sociable que el proceso de conocer a los que te rodean para que te sientas parte de una comunidad. Por un lado, te da un sentido de pertenencia. Además, te da la oportunidad de convertir a los conocidos en amigos más cercanos.

Por ejemplo, puedes comenzar una conversación espontánea con la salonera que trabaja en el restaurant donde pides tu café, o puedes preguntarle a tu vecina como fue su dia. I

interactuar con una red de personas a lo largo del día, aumenta el bienestar personal y mejora el autoestima.

9. Inscríbete en una Clase

como-ser-sociableEl primer paso para ser más sociable es exponerte a un ambiente atractivo, nuevo y que llame tu atención. Sal de tu zona de confort y actividades que siempre te han gustado y no te has atrevido a comenzar.

Esto te permite expandir y ejercitar tus habilidades sociales. Por lo tanto, toma esa clase de pintura o cocina e inicia una conversación mientras esperas a que empiece la clase. Por lo tanto, verás que a menudo es más fácil hablar con otras personas cuando comparten intereses comunes.

10. Reconoce Cuándo Necesites Ayuda

La conexión humana es una parte muy importante del bienestar general, pero no siempre es fácil. Ten en cuenta que el desarrollo de tus habilidades sociales es un proceso gradual que no ocurrirá de la noche a la mañana.

No te juzgues a ti mismo si no estás progresando tanto como te gustaría. en tu búsqueda por ser más sociable.

Es normal experimentar algo de nerviosismo cuando te expones, pero si te sientes inhibido por tu timidez , puede ser el momento de hablar con alguien sobre posibles problemas de salud mental subyacentes, como la ansiedad social, la agorafobia o el trastorno de ansiedad generalizada.

Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Evito los lugares donde hay otras personas?
  • ¿Estoy aterrorizado de sentirme avergonzado o de que otros me estén juzgando?
  • ¿Me siento atrapado o indefenso?
  • ¿Tengo miedo de salir de casa por períodos de tiempo prolongados?
  • ¿Las situaciones sociales (o simplemente pensar en ellas) causan reacciones físicas, como náuseas, mareos, sudoración, frecuencia cardíaca rápida, dificultad para respirar o temblores?

Si experimentas cualquiera de los síntomas anteriores, considera trabajar con un terapeuta calificado u otro profesional de la salud mental.

Pueden recomendar una combinación de terapia cognitivo-conductual (TCC), grupos de apoyo y medicamentos si es necesario.

Finalmente, si usted no tiene una afección de salud mental, un terapeuta puede ayudarlo a identificar lo que espera obtener al ser más sociable y ofrecerle más consejos sobre cómo lograrlo.