Ser productivo es más importante que nunca en esta época. A medida que la tecnología mejora, las expectativas con respecto a nuestros trabajos, nuestra familia e incluso nuestros amigos también parecen aumentar. Por lo tanto, todos buscamos maneras de ser lo más eficientes posible en todas las áreas de nuestras vidas. Pero, ¿la productividad sin estrés es posible?

Saber cómo lidiar con el estrés se está convirtiendo en un problema serio en nuestra sociedad. Nos esforzamos por llevarnos bien con nuestros compañeros de trabajo, por encajar mejor en nuestros horarios diarios y, lo que es más importante, incluso nos esforzamos por tratar de no estresarnos.

A continuación te compartimos 7 consejos para aumentar tu productividad mientras mantenemos nuestros niveles de estrés bajo control.

1. Planifica tu Día Siguiente unas Horas Antes de Acostarte

Muchos de nosotros cometemos el gran error de planear nuestro próximo día mientras yacemos en la cama. En su lugar, intenta hacer una lista rápida de “cosas por hacer” unas horas antes de acostarte, de esa manera podrás despejar tu mente y tener energía para la mañana siguiente. No sólo te sentirás más organizado, sino que el estrés que sientes cuando piensas “siento que estoy olvidando algo” también será cosa del pasado.

2. Delega lo Que No Se Te Da Bien

La mayoría de los líderes productivos sólo hacen lo que saben hacer. En otras palabras, si tienes la posibilidad de confiar una tarea o un proyecto para el que no estás hecho a otro miembro del equipo o a un freelancer, ¡debes hacerlo! No te conviene ofrecerte como voluntario para algo en lo que sabes que no vas a sobresalir sólo para parecer “ansioso por aprender”. Ya conoces tus habilidades y tus limitaciones, así que si no eres el mejor del mundo en una tarea en particular, subcontrata a alguien que sí lo sea.

productividad-sin-estres

3. Crea Tiempo al Hacer un Pequeño Ajuste en tu Horario Diario

Hay algunas cosas que están dentro de tu control y que pueden ayudarte a añadir más tiempo a tu día. Almuerza un poco más temprano o un poco más tarde que la mayoría, así evitarás las largas colas en los restaurantes de la zona o en la cocina de tu trabajo. Cuando estés en casa con tu familia, realiza tus compras en horario nocturno, esta será otra cola que te evitarás. Estos pequeños detalles te ahorraran más tiempo del que crees, e incluso, hasta puedes ahorrar unos cuantos dólares.

4. Pide Ayuda Cuando te Sientas Sobrecargado

Si las cosas llegan a ser “demasiado”, aprende a pedir ayuda. Esto puede significar hablar con un amigo para despejar tu mente o incluso dar un paso atrás en algunas de tus responsabilidades en la oficina. Es posible que sea justo lo que te ayude a deshacerte del estrés y la ansiedad para siempre. Una vez que pienses con la mente clara, verás que tus niveles de productividad te lo agradecerán.

 productividad-empresarial 5. Ponte en Buena Forma Física para Energizar tu Mente

Hacer ejercicio no sólo es bueno para nuestro cuerpo, sino que también libera endorfinas, que también energizan nuestras mentes. Además, alejarte de tu escritorio durante diez minutos para bombear la sangre puede hacer que estés mucho más concentrado cuando regreses. También puedes añadir uno de esos escritorios de pie de los que todo el mundo ha estado hablando. Puedes poner más atención en el proyecto en el que estás trabajando, al mismo tiempo que alivias esos calambres que tienes después de estar sentado durante una hora en mala posición.

6. No Permitas que tus Relaciones te Arrastren

Las relaciones pueden ser uno de los mayores generadores de estrés en el planeta, y el hecho de estar rodeado de gente negativa no hace más que agravar esa situación. Intenta eliminar de tu vida diaria el mayor número posible de este tipo de personas. Si en el trabajo te encuentras en una situación en la que no tienes elección, arma un “escudo en contra la negatividad “. Recuérdate a ti mismo que no necesitas el estrés adicional o la disminución de la productividad, y mantente en control de tus propias emociones y de cómo eliges lidiar con la situación que tienes ante ti.

7. Aliméntate Saludablemente para Aumentar la Energía en tu Cuerpo

La próxima vez que necesites un impulso de energía, no busques esas sodas azucaradas. Las bebidas energéticas pueden proporcionar un corto período de energía, pero también pueden ponerte nervioso y darle la bienvenida a esos sentimientos estresantes. En su lugar, toma un pedazo de fruta fresca o un poco de leche con chocolate baja en grasa. Si te sientes un poco estresado, busca un pedazo de chocolate negro. ¡Sí, esos rumores son ciertos!

Permanecer tan productivo como sea posible y aprender a lidiar con el estrés son dos cosas muy importantes que hay que lograr en la vida, y van de la mano bastante más a menudo de lo que uno piensa. Sigue estos consejos y en poco tiempo comprobarás que la productividad sin estrés es posible y más fácil de lo que parece. ¡prepárate para ver cómo tu vida cambia para mejor!