Cómo la Música Alivia el Estrés y Ayuda a Relajarte

Como debes saber, la música se ha utilizado durante cientos de años para restaurar la armonía entre la mente y el cuerpo. A lo largo de los años se han medido las ventajas de la música en lo que se refiere a la reducción del estrés y la relajación.

El estrés intensifica problemas de salud como la ansiedad, el asma, la depresión, problemas gastrointestinales, enfermedades cardíacas y obesidad. Pero por otro lado, estar en un estado de relajación puede ayudar a contrarrestar estas cosas y mucho más.

Es posible que las melodías por sí solas no curen las enfermedades y afecciones relacionadas con el estrés. Pero los beneficios de la música incluyen el alivio del estrés y el fomento de la relajación.

 

¿Cómo Alivia la Música el Estrés?

La música se conecta con el sistema nervioso automático -la función cerebral, la presión arterial y los latidos del corazón- y con el sistema límbico, donde viven tus sentimientos y emociones.

Si te sientes amenazado, tu sistema nervioso libera hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol. Escuchar música desactiva la respuesta al estrés y ayuda a tu mente a recuperarse más rápido de lo que lo haría sin música.

 

Más allá de la Música, Los Sonidos…

musica-para-calmar-la-ansiedad-y-el-estresAsí como la música afecta el estado de ánimo y el sistema nervioso.Otros sonidos también lo pueden hacer…

Por ejemplo, ¿alguna vez has intentado mantener una conversación en una cafetería ruidosa?¿Los baristas gritan pedidos, los clientes mueven sillas y todos los que están a tu alrededor intentan tener conversaciones a altos volúmenes?. Si lo has intentado, sabes que puede ser una experiencia bastante difícil, y no sólo porque no oyes a tu amigo. Comienzas a sentirte ansioso debido a la contaminación acústica, que se describe como cualquier sonido no deseado o perturbador.

El ruido excesivo e indeseado puede llevar a una serie de problemas de salud, incluyendo el estrés y la ansiedad.

Por el contrario, los sonidos naturalistas, como el flujo y reflujo de la marea del océano o las hojas que crujen en el viento, se reportan como promotores de la relajación. Investigadores de la Facultad de Medicina de Brighton realizaron un estudio exhaustivo en 17 adultos sanos. Los participantes recibieron escáneres de resonancia magnética, mientras escuchaban una serie de paisajes sonoros de cinco minutos de ambientes naturales y artificiales. Los sonidos de la naturaleza aumentaron la respuesta parasimpática del sistema nervioso autónomo, que ayuda al cuerpo a relajarse y funcionar en circunstancias normales.

 

Tipos de Música y Sonidos para Relajarse

Algunas investigaciones apuntan a los siguientes tipos de música y sonidos como eficaces reductores del estrés:

  • Jazz ligero y música clásica
  • Instrumentos de cuerda, tambores y flautas indígenas o celtas. 
  • Lluvia, viento y otros sonidos de la naturaleza

control-de-ansiedad-y-estresNeurocientíficos en el Reino Unido llevaron a cabo un estudio que hizo que los participantes se conectaran a sensores para tratar de resolver rápidamente rompecabezas difíciles e inducidos por el estrés mientras escuchaban diferentes canciones. Los investigadores midieron la actividad cerebral y los estados fisiológicos como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria.

La ansiedad de los participantes disminuyó en un 65 por ciento mientras escuchaban una canción en particular: “Ingrávido” de Marconi Union. Esta canción fue creada en colaboración con terapeutas de sonido que arreglaron las armonías, los ritmos y las líneas de bajo para ayudar a disminuir la frecuencia cardíaca de un oyente, reducir la presión arterial y disminuir el estrés hormonal.

¿La canción “Ingrávida”, el jazz ligero, o los sonidos de la lluvia y  truenos disminuirán significativamente tus niveles de ansiedad? Eso lo tienes que averiguar tú. Si te sientes enfadado, puede que necesites unos minutos de guitarras distorsionadas y voces agresivas para trabajar a través de tus emociones y así poder sentir una sensación de liberación y relajación después. Tu eres el experto en qué tipos de música y sonidos reducen el estrés o evocan relajación en tu cuerpo. Prueba diferentes canciones y sonidos para ver lo que resuena.

 

No se Trata sólo de Escuchar

Al igual que escuchar música o sonidos puede aliviar la tensión y te ayuda a relajarte. Cuando tocas un instrumento o cantas, tu cuerpo libera endorfinas, que son los químicos que te hacen sentir feliz.

Un estudio dirigido por un profesor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vermont, mostró que tocar un instrumento ayuda a los niños de 6 a 18 años de edad a reducir los sentimientos de ansiedad y a tener un mayor control sobre sus emociones. Otro estudio, centrado en pacientes con cáncer, concluyó que el canto puede reducir los niveles de cortisol y mejorar el estado de ánimo mediante la liberación de endorfinas.

 

Cuándo Usar Música y Sonidos para Aliviar el Estrés

Si quieres, puedes sentarte y no hacer nada más que escuchar o crear música para relajarte. Sin embargo, la música y los sonidos también pueden servir como banda sonora para tus actividades. Si esas actividades son particularmente desafiantes por naturaleza o te provocan estrés, la música puede reducir la respuesta al cortisol para que puedas, encontrar neutralidad en la actividad y disfrutar más de lo que estás haciendo.

Aquí hay siete ocasiones en las que puedes crear una lista de reproducción personalizada:

 

  • Mientras te preparas para tu día

Si el día por delante incluye una gran presentación o una conversación difícil. Algunas melodías podrían calmar tus nervios e incluso convertirlos en sentimientos de confianza y compasión. De esta manera, estarás más preparado para enfrentarte a factores estresantes tanto conocidos como desconocidos.

 

  • Cuando estás al volante:

La rabia al manejar no te lleva a ningún otro lugar que no sea un lugar de mayor estrés y ansiedad. La música libera la tensión acumulada y ayuda también a reenmarcar los pensamientos negativos sobre el viaje en sí (por ejemplo, cuán largo es el viaje en tren o autobús) a pensamientos centrados en lo bien que se siente al escuchar la música.

 

  • Mientras haces tus tareas:

Aunque puede ser gratificante volver a casa a una casa limpia, encontrar la energía para hacer las tareas del hogar puede ser algo estresante. La música puede ser un gran motivador y ayudarte a hacer que incluso las tareas más rutinarias parezcan divertidas. Si nunca has tenido una fiesta de baile improvisada con tu canción favorita mientras aspiras, inténtalo y mira cómo te sientes después.

 

como-evitar-la-ansiedad

 

  • Durante un cambio de vida significativo:

Los acontecimientos importantes de la vida (conseguir un nuevo trabajo, perder un empleo, mudarse, casarse, romper con alguien, tener un bebé, jubilarse, perder a alguien para morir) implican un cambio. No importa si el cambio es subrayado por emociones felices o tristes. Asignar una canción, un tipo de música o una lista de reproducción completa a cambios importantes puede ayudarte a superar las emociones asociadas para que, con el tiempo, pueda superarlas.

 

  • Al comer:

Comer demasiado rápido o comer estresado puede interferir con tu digestión, y esta es fundamental para tu salud. Escuchar música relajante o sonidos tranquilizantes mientras comes puede ayudar a comer con más atención.

 

  • En Fechas Límites:

Correr contrarreloj para cumplir con la fecha límite de un proyecto puede resultar estimulante y motivante. Sin embargo, también hay un elemento de estrés que puede ocurrir, particularmente si sientes que no llegaras y que tu jefe se molestara. Debido a que la música calmante activa el cerebro derecho e izquierdo, se sabe que mejora la concentración, lo que puede llevarte a la línea de meta más rápido.

 

  • Antes de Dormir:

Dormir adecuadamente puede ayudar a lidiar mejor con el estrés. Durante la etapa de movimiento ocular rápido (MOR) del sueño -cuando los sueños ocurren- las hormonas del estrés disminuyen y su cerebro está preparado para el funcionamiento social y emocional del día siguiente. Sin embargo, el estrés puede interferir con el sueño. Las melodías y sonidos relajantes pueden ayudar a ralentizar la respiración y relajar la mente. Antes de acostarse, algunas personas encienden máquinas de ruido blanco, que producen sonidos naturales tales como cascadas o viento que sopla a través de los árboles…

 

No tienes que saber cómo la música alivia el estrés; simplemente disfruta de los resultados. Si estás buscando algo que reduzca tus niveles de estrés durante ciertas actividades o que te ayude a sentirte más relajado en general, prueba con la música que he elegido para ti. Se ha comprobado que la música y los sonidos de relajación ayudan a aliviar la ansiedad y a estimular la sensación de paz. 

 

¿TE GUSTA ACTIVA?

Nuestro mejor contenido directo a tu correo. Suscribete!

Gracias por suscribirte!

Ay algo que no anda bien!

Leave a Reply