Opciones de Métodos Efectivos para Desarrollar Ejecutivos

Estudios de grandes universidades muestran que con el retiro de la generación “baby boom” y la gran afluencia de millennials en búsqueda de empleos de mayor responsabilidad, solo un 14% de los directores  tienen la experiencia necesaria para llevar a cabo las estrategias de su empresa. Haciendo que sea más importante que nunca incorporar diferentes programas de formación de liderazgo ejecutivo.

Ellos definen a un plan de desarrollo ejecutivo (PDE) como a una estrategia de métodos de capacitación a corto y largo plazo para motivar y formar a un equipo. Se dice que los PDE son más intensivos que las capacitaciones generales en liderazgo, ya que son personales y permiten ampliar la perspectiva dentro del negocio. También, estos estudios muestran dos corrientes de PDE que un negocio puede considerar implementar, y un número de métodos probados bajo cada uno.

 

Corrientes Posibles a Tener en Cuenta para PDE

 

1. Formación Formal

Esta se compone de cursos presenciales y en línea, seminarios, tutorías formales y programas de certificación. La formación presencial incluye programas como Máster en Administración de Empresas (MBA) o Máster en Administración de Empresas Ejecutivas (EMBA), que a menudo son las opciones de formación ejecutiva más reconocidas. Sin embargo, otros cursos de educación ejecutiva y en línea también podrían formar parte de un programa formal y ser mucho más rentables. Por lo general, la tutoría formal se incluye junto con cualquier método de capacitación que se elija, para apoyar a los participantes con retroalimentación continua.

 

2. Formación Informal

Se compone de todo lo que no está cubierto por la formación formal. Algunos de los temas incluidos en esta sección podrían ser: asignaciones rotatorias, aprendizaje práctico (donde un grupo pequeño aborda los problemas juntos para aprender como una unidad), grupos de trabajo, lecturas suplementarias, foros de oradores (y conferencias), o entrenamiento entre pares (en contraposición a la tutoría formal). Estas opciones pueden incluso servir como actividades centrales de los métodos de capacitación formal.

capacitacion-on-line-para-empresas-ejecutivo

 

Opciones Posibles para el Procesamiento de Datos

1. Aprendizaje Presencial

El beneficio del aprendizaje cara a cara es que es facilitado por un mentor formal. Este enfoque generalmente tiene lugar en un aula, para programas formales como para métodos informales como el coaching entre pares y el aprendizaje en acción. El aprendizaje presencial suele requerir tiempos de enseñanza fijos, a menudo fuera de las oficinas.

 

2. Aprendizaje en Línea

El aprendizaje en línea (o e-learning) es beneficioso porque es mucho más flexible y ocupa el tiempo libre de un ejecutivo, algo que muchos enfoques cara a cara no pueden hacer. En este tipo de metedos es posible  seguir una ruta de autoestudio, aprender de o con un facilitador o pares, o participar en un programa de desarrollo formal en línea. Esto significa que el aprendizaje en línea es quizás el más adecuado para mantener la eficiencia y el equilibrio en el trabajo. También es, puede llegar a ser más eficaz en función de los costos de los programas presenciales.

 

3. Aprendizaje Combinado

Este enfoque combina el aprendizaje cara a cara y en línea, en el que un método apoya al otro en un programa holístico. Creemos que muchas empresas siguen esta ruta, por la sencilla razón de que combina enfoques más tradicionales con enfoques modernos… En estos estudios afirmaban que existen varias maneras de utilizar este método de aprendizaje, como la incorporación de un mentor formal cara a cara con un programa en línea, o el apoyo a un programa presencial a tiempo parcial con material en línea. El beneficio de este enfoque es que los participantes reciben beneficios de ambos enfoques.

 

4. Juego de roles y “en el trabajo”

Ellos dicen que este tipo de aprendizaje no es un método que se utiliza a menudo como único programa de aprendizaje, sino que apoya otro método formal. El aprendizaje de juegos de roles utiliza la dramatización para facilitar la capacitación y el desarrollo, facilitada por actores y capacitadores profesionales. Esta técnica la suelen utilizar muy a menudo en la capacitaciones para desarrollar tácticas de negociación y habilidades de escucha al colocar a los participantes en situaciones “en el trabajo” en las que a menudo no tienen experiencia.

Estos estudios afirman y recalcan la importancia de implementar programas adecuados a las empresas. Antes de elegir un PDE, los encargados de elegir un programa deberían de responder a las siguientes preguntas sobre su equipo ejecutivo:

  • ¿Cuántos ejecutivos necesitan formación?
  • ¿Cuál es nuestro presupuesto?
  • ¿Apoyará nuestro presupuesto un programa de formación formal? ¿O necesitamos planificar actividades informales hasta que tengamos presupuesto?
  • ¿Qué habilidades y valores queremos inculcar y motivar en nuestro liderazgo ejecutivo?
  • ¿Cómo le gusta aprender a nuestro liderazgo ejecutivo? (Es decir, cara a cara, en línea, “en el trabajo”, o un enfoque combinado)

Por lo tanto, si los directores generales afirman estar mal equipados para cumplir con las estrategias de su negocio, existe una necesidad de formar parte de los líderes actuales y fomentar una cultura de aprendizaje a lo largo de toda la vida, en la que los directivos puedan dirigir la carga de beneficiarse de la formación y el desarrollo de los equipos a su cargo.

 

¿TE GUSTA ACTIVA?

Nuestro mejor contenido directo a tu correo. Suscribete!

Gracias por suscribirte!

Ay algo que no anda bien!

Leave a Reply