La buena comunicación en el trabajo es el ingrediente secreto de un equipo exitoso y eficiente.

La comunicación juega un papel crucial en la construcción de relaciones auténticas, generando ideas, y ayudando a un equipo a superar los desafíos y enfrentar conversaciones difíciles.

En este post, compartimos 10 consejos prácticos para que mejores la calidad y cantidad de comunicación en tu equipo, a partir de hoy. Pero ya que cada empleado es diferente, y que ningún equipo es el mismo, es posible que te convenga profundizar en la comprensión de la dinámica de comunicación de tu propio equipo.

#1. Crear un Espacio Propicio para la Comunicación

Es tu rol como gerente asegurarte de que siempre haya un flujo claro y constante de comunicación en tu equipo. Hablar de las sensaciones o compartir ideas e iniciativas nunca debe ser tabú. Necesitas animar a tu equipo a expresarse creando un entorno propicio para la comunicación.

Consejos para Crear un Entorno Favorable para la Comunicación

  1. Da el ejemplo: Comunícate siempre. Da los buenos días a tu equipo para levantar el ánimo y hacer que la conversación fluya desde el momento en que comienza el día. Haz preguntas, desafía ideas, comunica tus sentimientos, etc.
  2. Fomenta las interacciones sociales: Anima e inspira a los empleados a comer fuera de sus escritorios durante la hora del almuerzo para que tengan la oportunidad de comunicarse entre sí y establecer relaciones con sus colegas.
  3. Mantén la puerta abierta: Si afirmas que tienes una política de puertas abiertas, en realidad, mantenla abierta con la mayor frecuencia posible. En un nivel menos literal, la política de puertas abiertas puede ser impartida simplemente recordando a tus empleados a menudo que estás ahí para que hablen cuando lo necesiten.

#2. Mantén la Comunicación Constante

En lugar de confiar en las evaluaciones anuales para comunicarse con los empleados, programa uno-a-uno mensualmente para que puedas mantenerte al día sobre dónde están tus empleados, cómo se sienten y qué podrían necesitar de ti para contribuir mejor al equipo.

Programa una hora al mes para charlar. Te sorprendería saber cuánto tienen que decir tus empleados que podrían no mencionar si no hubieras iniciado estos tiempos de conversación.

como-hablar-con-mi-jefe

#3. Organizar Reuniones Abiertas

Además de las reuniones mensuales individuales, es importante programar el mismo tipo de iniciativa pero para todo el equipo, en un foro abierto.

En este tipo de reuniones, los empleados pueden hacer preguntas y compartir preocupaciones, y los gerentes pueden informar a los empleados sobre los nuevos proyectos que se avecinan, noticias y las metas. Incluir a todas las personas en este tipo de conversaciones es una gran manera de mantener al equipo comprometido. Sentirán un mayor sentido de pertenencia y se sentirán parte de algo más grande, lo que se reflejará en su desempeño.

Algunos empleados pueden sentirse tímidos al hablar en una reunión pública, así que intenta pasar algunas tarjetas y bolígrafos para que la gente envíe sus preguntas de forma anónima.

#4. Solicítale a tus Empleados sus Opiniones

Los mejores comunicadores saben que las conversaciones nunca debe ser sólo de arriba hacia abajo, o sólo de una manera. Independientemente de los medios a través de los cuales te comunicas, siempre solicita a tus empleados que compartan sus pensamientos, ofrezcan retroalimentación y participen en una discusión.

Por ejemplo, en una revisión, pide a tus empleados que comuniquen su opinión sobre tu desempeño como gerente:

“Me encantaría saber cómo crees que me ha ido como tu gerente. ¿Tienes algún consejo, sugerencia o retroalimentación que puedas compartir conmigo? Espero mejorar también, así que su opinión será muy apreciada.”

O, si está enviando un correo electrónico a toda la compañía con grandes noticias, al final del mensaje, aliente a todos a comunicar sus pensamientos.

“Después de compartir esta noticia, me encantaría escuchar los pensamientos de todos sobre este gran cambio. Si tienes alguna pregunta, inquietud o idea, no dudes en pasarte por mi oficina en cualquier momento. Me encantaría hablar y escuchar tus comentarios.

Siempre asegúrate de que la comunicación es una conversación de dos vías.

tener-reuniones-productivas#5. Comunicarse Cara a Cara

El uso de herramientas de mensajería como Slack, Telegram y el correo electrónico son a menudo eficientes, sin embargo, es importante recordar que la comunicación cara a cara tiene un gran valor en términos de sinceridad y autenticidad.

Parte de la comunicación es la interacción humana, así que tanto como sea posible sin interrumpir el flujo de trabajo, trata de hablar en lugar de escribir. Resonará más.

#6. Domina tu Lenguaje Corporal

La comunicación no verbal es también importante para que los líderes la consideren. Tu lenguaje corporal tiene un gran impacto en las personas que te rodean.

Trata de comunicarte con una presencia física positiva y asegúrate de que tu lenguaje corporal sea abierto y accesible.

  • Sonríe
  • Mantén los brazos sin cruzar
  • Mantén una postura erguida
  • Asegúrate de mantener el contacto visual
  • Guarda los aparatos

#7. No te Sobre Comuniques

Idealmente, no existe demasiada comunicación, pero demasiado de cualquier cosa no es bueno.

Después de las horas de trabajo, mantén al mínimo el número de correos electrónicos que envías a los empleados. Aunque es probable que tu comunicado sea muy importante, también puede esperar hasta el día siguiente.

En un mundo perfecto, la gente sabe que debe desconectarse después de las horas de trabajo y dejar de revisar sus correos electrónicos, pero la verdad es que la mayoría de nosotros estamos tan conectados a nuestros trabajos y dispositivos que no revisarlos parece antinatural.

Si eres de los que promueve un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida privada, entonces ayuda a tus empleados a hacer eso posible.

#8. Tómate el Tiempo para Escuchar

Escuchar a los empleados les permite tener más espacio para dar retroalimentación honesta y transparente.

Trata en la mayor medida posible de escuchar empáticamente.

Si tu empleado te está hablando con emoción o con preocupación, entonces tu muestra esas emociones. Refleja las emociones de la otra persona no sólo verbalmente, sino también con tus expresiones faciales.

desarrollo-laboral

Consejos para Ayudarte a Escuchar Mejor:

Estar Cómodo con el Silencio

Trata de permanecer un poco más en silencio cuando hables con alguien. Estas brechas le dan a la gente tiempo para reflexionar y pensar en qué más tienen en mente. Nunca se sabe, pueden terminar compartiendo algo que no hubieran podido.

Estar Presente

Puede parecer obvio, pero escuchar es también enfocarse completamente en la interacción que tienes con la otra persona. Trata de no mirar tu teléfono o alguna otra distracción.

Tómate el Tiempo para Repetir

Trata de repetir lo que dijo la otra persona. Ellos no sólo se sentirán como si realmente estuvieras escuchando, sino que también asegura que ambos estén en la misma página, y que no haya malentendidos.

#9. Sé Auténtico

Esto es evidente, pero aún así, muchas conversaciones y comunicaciones a veces pueden parecer ensayadas. Tener conversaciones más auténticas en el trabajo, comienza con la mentalidad.

En una conversación no debes asumir que lo que estas diciendo es la verdad absoluta, no intentes siempre convencer a la otra persona.

Simplemente di lo que piensas y deja que el otro haga lo mismo. Al no tener una idea preconcebida o una creencia, permites que la otra persona se exprese libremente.

#10. Incorporación de Juegos de Trabajo en Equipo

Las actividades de trabajo en equipo y los juegos para romper el hielo son siempre una buena manera de fomentar la comunicación en el trabajo.

Los miembros del equipo no sólo se conocerán más allá del contexto del trabajo (no hablen de cosas relacionadas al trabajo), sino que también se divertirán y romperán el hielo.)

Una actividad que nos gusta mucho es compartir algo completamente inesperado de nosotros mismos con el resto del equipo.

Escríbelo en un pedazo de papel, tíralo en un sombrero y todos intentarán adivinar a quién pertenece el post-it. Hemos aprendido algunas cosas muy interesantes sobre nuestros colegas!

Tienes alguna técnica de comunicación en el trabajo que te gustaría compartir? Déjanos tus comentarios.