Es fácil fijarse una meta – lo hacemos todo el tiempo. Mantenerse motivado para lograr esas metas, bueno, esa es una historia diferente.

Tomemos los propósitos de Año Nuevo, por ejemplo – mientras que el 93% de la gente los establece, sólo el 8% se mantiene motivado y sigue adelante.

Sin embargo, según expertos del desarrollo personal, la motivación es el mejor indicador del éxito profesional, aún más que la inteligencia, la capacidad o el salario, por lo que es mejor que lo hagamos bien para nosotros mismos y para nuestros equipos.

La buena noticia es que, contrariamente a la creencia popular, la automotivación puede ser cambiada, y no es un rasgo innato. Las investigaciones demuestran que hay algunas formas comprobadas de motivarse a sí mismo, incluso cuando las cosas se ponen difíciles.

La Clave del Problema Detrás de la Automotivación de la Mayoría de la Gente

Mantenerse motivado no es algo que sucede naturalmente todo el tiempo. Más bien, necesitamos ser intencionales acerca de nuestros comportamientos para asegurarnos de que estamos siguiendo el camino correcto.

Desafortunadamente, la gente a menudo toma la dirección equivocada para encontrar la motivación – la relacionan ciegamente con metas enormes que son inalcanzables y usan toda su energía para intentar pasar por todo y conseguir hacerlas. En realidad, mucho de esto lleva al agotamiento y a la disminución de la fuerza de voluntad.

Por ejemplo, si tu meta es abrir una tienda, sólo sentirás una sensación de logro cuando esa tienda realmente se abra, y luego te cansarás tratando de llegar allí. Pero esto podría llevar años y ser demasiado difícil.

frases-motivacionalesComienza por Ser Específico

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, las personas que establecen metas que son específicas y desafiantes, tienen un 90% más de probabilidades de lograr lo que se han propuesto. Cuando nos fijamos objetivos amplios y generales, nuestra motivación disminuye, ya que no tenemos hitos realistas y mensurables que marcar a lo largo del camino. Por ejemplo, si quieres aumentar tus ventas, y mantener el objetivo en eso, técnicamente puedes lograrlo con una venta más.
He aquí un ejemplo más motivador y alcanzable de lo anterior:

“Aumentaré las ventas en un 5% en los próximos seis meses al comprometerme con los clientes semanalmente, requiriendo que mis informes directos hagan lo mismo y haciendo un seguimiento mensual de nuestro progreso con todo el equipo”.

Ser realista con lo que se puede lograr en un tiempo determinado es crucial para el éxito y para los niveles de moral y motivación de tu equipo. Si bien es importante apuntar alto, es igualmente importante animarse a sí mismo y a todo el equipo, marcando metas a lo largo del camino. Cada vez que alcanzamos uno de estos objetivos, se libera una ráfaga de dopamina, lo que nos permite entrenar nuestro cerebro para ansiar el logro y empujar hacia el siguiente elemento de nuestra lista.

Otra clave aquí es que no quieres que tú mismo (o posiblemente el equipo) se sienta asustado de establecer metas desafiantes y no alcanzarlas. Establecer ese tipo de metas desafiantes es un ingrediente importante para el éxito.

Hazlo Tuyo

Tener el control y la titularidad de lo que estamos haciendo ayuda a mantenerse motivado. Obtener autonomía sobre nuestras tareas y metas nos motiva ha hacerlo mejor.

Psychology Today explica cómo este fenómeno incluso apareció en la forma de una caja de Betty Crocker en la década de 1950. Durante este tiempo, General Mills lanzó la marca Betty Crocker de “pastel instantáneo” – ¡todo lo que tenía que hacer era añadir agua! Para su sorpresa, el lanzamiento falló miserablemente.

¡¿Cómo puede ser?! Después de traer a un equipo de psicólogos descubrieron que sus nuevos pasteles instantáneos no se vendían porque las mujeres sentían que no eran dueñas del proceso; prefirieron dar algunos pasos adicionales para sentir que estaban contribuyendo al éxito del proyecto (o del pastel en este caso). ¿Y qué hizo General Mills? ¡Le agregaron un huevo! Sí, simplemente añadiendo un huevo, y alargando el proceso, las ventas del pastel instantáneo se dispararon.

Entonces, ¿cómo podemos implementar esto en nuestra vida? Semanalmente o mensualmente, haz un informe sobre las cosas en las que has estado trabajando y todo lo que has logrado. Verás que cuando tienes la oportunidad de alardear de lo que has logrado, te motivaras a trabajar mas duro para seguir logrando resultados exitosos.

Celebrar las Pequeñas Victorias

Al igual que la mayoría de personas, es probable que te plantees metas grandes mensual o anualmente. Pero como sabrás, estas grandes aspiraciones no se lograrán de la noche a la mañana.

Es por eso que debes encontrar el tiempo para hacer una bomba de mano simbólica todos los días, en lugar de esperar para recompensarte únicamente cuando llegues a la meta.

Si estas haciendo alguna tarea que odias, es de mucha ayuda analizar los impactos más amplios que pueda tener  dicha tarea o centrarse en el hecho de que una vez que hayas terminado con ella, puedes pasar a cosas más grandes y mejores (si es necesario).

Al celebrar esas pequeñas victorias, encontrarás una dosis diaria de motivación muy necesaria.

encontrar-motivacion

Rendir Cuentas

Una parte importante de establecer metas y mantenerse motivado es hacerse responsable. Investigaciones muestran que después de establecer una meta específica, el 70% de los individuos que enviaron una actualización semanal a un amigo tuvieron éxito en alcanzar sus logros (alcanzaron la mitad o la totalidad), en comparación con el otro 30% que no lo hizo.

Los mentores pueden valer su peso en oro no sólo por proporcionar esa tan necesaria rendición de cuentas, sino también por sugerir los siguientes pasos/puntos de vista sobre qué hacer si no se cumplen esas metas. Ya han estado en tu lugar, después de todo.

Piensa en la motivación como un modo de pensar; la meta o tarea para la que estás trabajando no cambia, pero la forma en que la ves y piensas en ella sí lo hace. Si es necesario, cambia el alcance a algo manejable, encuentra una manera de manejarlo y hazte responsable y recuerda felicitarte a ti mismo cuando lo logres.