¿Puede una fábula de liderazgo convertirte en un mejor líder? La respuesta corta es ¡Sí! Si no quieres estar abrumado con una terminología empresarial pesada y conceptos de gestión avanzados, una fábula puede convertirte en un mejor líder. Analicemos estas fábulas de administración:

Fábula de Liderazgo: El Cangrejo

Mete un cangrejo en un cubo y él tratará de poner una pinza en el borde y se sacará a sí mismo. Sin embargo, si pones dos cangrejos en un cubo, se pelearán entre sí. Una vez que uno de los cangrejos ha fijado su pinza en el borde del cubo, el otro tratará de tirarlo hacia abajo. Ninguno de los cangrejos escapará.

liderazgo-empresarial

Fábula de Liderazgo: La Rana

Si tiras una rana a una olla con agua hirviendo, la rana luchará todo el tiempo para salir de ella. Sin embargo, si pones la rana en una olla con agua fría y luego aumentas gradualmente el calor, la rana se ajustará a su entorno. Finalmente, el agua caliente le quitará su fuerza y cuando finalmente se de cuenta de eso, estará demasiado débil para luchar.

cuentos-para-empresarios

Fábula de Liderazgo: El Mono

Investigadores colocaron a seis monos en una jaula con una escalera y un montón de bananos en la parte superior. Cada vez que un mono comenzaba a subir la escalera, todos los monos eran rociados con agua fría. Finalmente, los monos se negaron a subir la escalera. Uno de los monos fue removido y reemplazado por otro que nunca había sido rociado con agua fría. Cuando el nuevo mono trató de subir la escalera, los cinco monos originales comenzaron a golpearle, lo que le impidió subir la escalera. Los monos originales estaban condicionados por el rocío de agua fría para no subir la escalera. Los seis monos originales fueron eventualmente reemplazados por monos nuevos que nunca experimentaron el rocío de agua fría. Sin embargo, los monos no subirían por la escalera para coger los bananos y detendrían a los que lo intentaran. Ni siquiera sabían por qué. Fueron condicionados por el grupo a una respuesta específica.

¿Qué Fábula de Liderazgo se Aplica a Tu Organización?

Los empleados que no están comprometidos o, lo que es peor, que están activamente desconectados, son como la rana en la olla de agua. Pierden el sentido del propósito. Los empleados negativos que desprecian a los demás y critican las ideas son como los cangrejos en el cubo. Hacen que sea imposible que escapen ellos mismos y los demás. La administración que aprueba un comportamiento específico por aceptación pasiva es similar a la de los monos. Los procedimientos incorrectos se refuerzan y la producción se ve afectada. Ellos dicen, “Porque siempre lo hemos hecho así”, con demasiada frecuencia.

Examina profundamente dentro de la empresa y pregúntate cómo se aplican estas fábulas a ti.