Todos tenemos nuestra propia y única forma de comunicarnos entre nosotros. Esto es cierto tanto en nuestra vida personal como en el trabajo.

Todos nos hemos topado con gente en el trabajo y en la vida en general con la cual parece que no nos entendemos. No sólo no nos llevamos bien con ellos, sino que, sinceramente, nos cuesta entender lo que están diciendo. Puede ser muy frustrante interactuar con alguien cuando parece que estamos a kilómetros de distancia en el campo de la comprensión.

Por otro lado, es increíble cuando nos llevamos bien con gente que parece que “nos entiende”. La conversación fluye y hay una sensación inmediata de conexión. Hay una razón para eso.

En este artículo, analizaremos 4 estilos de comunicación diferentes. Aunque nos centraremos en cómo entender y trabajar con diferentes estilos de comunicación dentro de la oficina, esto también puede ser cierto en nuestras vidas personales. Te beneficiará mucho ser consciente de estos diferentes estilos de comunicación.

Una vez que te familiarices con ellos, te resultará más fácil navegar comunicándose con diferentes estilos de comunicación dentro de la oficina. Veamos cuatro estilos principales de comunicación en el trabajo:

4 Estilos de Comunicación

Ciertamente hay más de 4 estilos de comunicación. Todos tenemos nuestra propia y única forma de comunicarnos.

La mayoría de la gente tiende a tener componentes que los colocan más hacia uno de estos 4 estilos. Cabe destacar que muy pocos de nosotros encajamos exactamente en uno de estos estilos de comunicación. Tenemos una tendencia más fuerte y mostramos atributos hacia uno o dos.

Echemos un vistazo a los cuatro estilos principales de comunicación. Verás características en ti mismo que tienen similitudes con una o más de estas.

También ayuda a comprender mejor el estilo de comunicación de los demás. Esto te permitirá ser más consciente de cómo hablamos, interactuamos y nos comunicamos entre nosotros. Esto te ayudará a ser un comunicador más efectivo.

 

1. Funcional

Un comunicador funcional es alguien a quien le gusta profundizar en los detalles. Alguien a quien le gusta entender cómo funciona todo.Tienden a ser personas metódicas, orientadas a los procesos y muy detallistas. A él o ella le gusta trabajar con líneas de tiempo e hitos.

Piense en un comunicador funcional como un gerente de proyecto orientado al detalle. Les gusta ver el cuadro completo, así como los detalles que hacen que todo suceda.

A un comunicador funcional le gusta asegurarse de que tiene una comprensión completa de los proyectos antes de comenzar.

Los comunicadores funcionales raramente cometen grandes errores porque se concentran en los muchos detalles. A la gente le gusta trabajar con comunicadores funcionales porque trabajan a un nivel granular y descubren posibles errores que se pueden cometer antes del hecho.

 

2. Analítico

Los comunicadores analíticos tienen similitudes con los comunicadores funcionales. Tienden a ser menos emocionales. Les gustan los números duros y se basan en datos.

A un comunicador analítico le gusta la conversación directa y no le va bien con la ambigüedad o los matices de gris. Tienden a ser buenos para tomar decisiones justas y basadas en hechos sin el bagaje emocional que conlleva. A veces parecen fríos y sin emociones.

Los comunicadores analíticos tienen poca paciencia con las palabras y sentimientos emocionales cuando se comunican. Cuando les dices por ejemplo, que las ventas han bajado, quieren saber cuánto, en un porcentaje específico.

Una de sus grandes ventajas es que son capaces de analizar los problemas de forma lógica y analítica. En el lado negativo, otras personas a veces piensan en ellos como distantes y robóticos.

 

3. Personal

Las personas con un estilo de comunicación personal valoran el lenguaje emocional y la conexión. Encuentran mucho valor no sólo en lo que alguien dice y lo que piensa, sino también en cómo se siente.

Ser buenos oyentes y tener tendencia a ser diplomáticos son marcas registradas del comunicador personal. Un estilo de comunicación personal puede ayudar a suavizar los conflictos. Los comunicadores personales realmente valoran la conexión y la usan como una forma de descubrir cómo alguien está pensando y sintiendo realmente.

Una gran ventaja para un comunicador personal es que su estilo de comunicación tiende a construir una relación personal profunda con los demás. Pueden ser el pegamento que mantiene las cosas juntas.

En el lado negativo, los comunicadores personales pueden ser vistos como demasiado “sensibles al tacto” o “cálidos y difusos” por los comunicadores analíticos.

 

4. Intuitivo

A las personas con un estilo de comunicación intuitivo les gusta ver el panorama general. No les gusta quedar atrapados en la maleza o en demasiados detalles. Cuando se comunican, muchas veces van al grano sin ningún tipo de pelusa. No tienen que escuchar toda la historia o la cadena de eventos para llegar al resultado final, sólo tienen que saltar directamente a lo bueno.

Como puede imaginarse, lo bueno de un comunicador intuitivo es que son directos. No se necesitan tonterías ni información adicional.

El lado no tan bueno de ser un comunicador intuitivo es que por lo general carecen de paciencia. Cuando se trata de otros estilos de comunicación, pierden interés y se concentran rápidamente. No son grandes fanáticos de todos los detalles o del proceso paso a paso que llevó algo del punto A al punto B.

Una vez más, son excelentes para ver el panorama general y ser directos en la comunicación. No son tan buenos en los detalles de la comunicación, lo que puede ser un problema.

comunicador-efectivo

 

¿Cómo Trabajar con Diferentes Estilos de Comunicación?

Ahora que hemos identificado los 4 estilos principales de comunicación, echemos un vistazo a cómo trabajar con cada estilo en la oficina.

Aqui mostraremos las mejores maneras de interactuar y comunicarte con cada estilo. Un buen consejo, comprender los diferentes estilos de comunicación ayudará a trabajar y a comunicarse mejor en el trabajo.

Cómo Trabajar con un Comunicador Funcional

Puntos clave a tener en cuenta cuando se trabaja con un “Comunicador Funcional”

Mostrar el Cuadro Completo

Es importante recordar, que a los comunicadores funcionales les gusta ver los detalles en relación con la imagen completa. Por lo tanto, es una buena idea mostrarles los planes completos de lo que les estás hablando.

Lo mismo sucede en una comunicación escrita. Les gusta tomarse el tiempo para revisar todo el proceso y los detalles. Es importante para ellos entender su papel y responsabilidades en el proyecto.

Proporcionar Retroalimentación

Los comunicadores funcionales disfrutan de la retroalimentación. Proporciónales tu opinión sobre cómo va todo el proceso. Por lo general, están abiertos a la retroalimentación de sus pares.

Muchas Preguntas y Respuestas

Ellos tenderán a hacer muchas preguntas. Una vez más, esto se debe a que quieren entender todo el alcance del proyecto antes de que se pongan en marcha.

Deja que hagan todas las preguntas que necesiten. Un comunicador funcional trabajará mejor con un jefe o gerente que le permita hacer muchas preguntas Y le proporcionará una retroalimentación real.

Esto es de gran importancia para recordar cuando se trabaja con un comunicador funcional en la oficina.

 

Cómo Trabajar con un Comunicador Analítico

Números Primero

A los comunicadores analíticos les gustan los números y los hechos concretos. Cuando interactúas con un comunicador analítico, respalda tu historia con hechos y cifras. Los datos significan todo para este estilo de comunicación, así que cuanto más traigas, mejor será la situación.

Ser Lógico Sobre Todo

Los comunicadores analíticos viven en el mundo lógico y no tienen un gran respeto por las emociones. Cuando están listos para tomar una decisión, casi siempre se basan en los números, no en cómo se sienten al respecto.

Menos Charla, Más Acción

Los comunicadores analíticos no son grandes conversadores. No les gustan las historias que tienen sentido. Cuando interactúes con este estilo de comunicación, ve al grano con hechos y cifras. No malgastes tu aliento en charlas triviales.

Cómo Trabajar con un Comunicador Personal

Abre Tu Ser

Recuerda que los comunicadores personales se centran ante todo en las relaciones. Les gusta entender lo que alguien siente y lo que piensa.

Esté dispuesto a compartir con ellos cómo te sientes sobre un tema. No tiene que ser algo demasiado personal, sino más bien si te sientes bien o no sobre cómo va un proyecto. Eso es lo que es importante para ellos.

Conversaciones Cara a Cara

Los comunicadores personales responden mejor a las conversaciones en la vida real que por correo electrónico o por teléfono. Siempre que sea posible, es mejor hablar con ellos en persona. Ellos prosperan con la experiencia en persona y no siempre responden bien a los correos electrónicos.

No Te Preocupes Tanto por los Datos

Los comunicadores personales no responden tan bien a los datos, métricas y números como las emociones y las conexiones.A diferencia de los comunicadores analíticos y funcionales que aman y prosperan con los datos, no hace mucho por el comunicador personal.

No te preocupes demasiado por proporcionar números detallados para respaldar tu punto. Me gustan los datos hasta cierto punto, pero no puedo dedicar mucho tiempo a analizar una hoja de cálculo.

 

Cómo Trabajar con un Comunicador Intuitivo

Corto y Dulce

Puesto que a los comunicadores intuitivos les gusta entender el panorama general sin los detalles, es mejor mantener conversaciones cortas y dulces. No te preocupes por los detalles. Manten la conversación en el punto.

Siéntete libre de proporcionar una visión general del proceso, pero no te adentres en los detalles. Un comunicador intuitivo perderá paciencia e interés rápidamente.

Muchas Imágenes

Como a los comunicadores intuitivos les gusta ver la imagen completa, tener uno o dos visuales es grandioso cuando se interactúa con ellos. No te sorprendas si sacan un bolígrafo y papel, y empiezan a bosquejar la idea de la que estás hablando. Ser capaz de verlo y no sólo hablarlo, es un truco muy útil con un comunicador intuitivo.

Permitir Ideas

Les encanta ser capaces de ver y entender el panorama general. Si usted está manejando un comunicador intuitivo, permítales el espacio para compartir sus ideas.

Déjalos hablar acerca de sus ideas generales. Esto puede ser un verdadero activo para el equipo de trabajo.

comunicador-efectivo

Conclusión

Hemos echado un vistazo a 4 estilos de comunicación que muchos de nosotros vemos en la oficina. Ahora que tienes una buena comprensión de los estilos de comunicación, mírate a ti mismo y mira cuál es tu estilo de comunicación.

¿Alguno de estos se parece a ti?

Como la mayoría de nosotros, probablemente te visualizas a ti mismo como uno de los 4 estilos con algunos rasgos de uno o dos de los otros.

Es importante tener en cuenta estos estilos de comunicación cuando se trabaja con otros. Una vez que entiendas y trabajes con diferentes estilos de comunicación en la oficina, podrás comunicarte más eficazmente. Y una comunicación más efectiva con los demás en la oficina te dará grandes beneficios dentro de tu carrera.