7 Reglas Básicas para Tratar los Conflictos Interpersonales en el Trabajo

7 Reglas Básicas para Tratar los Conflictos Interpersonales en el Trabajo

Los conflictos interpersonales ocurren en todas las áreas de nuestras vidas y el trabajo no es diferente. No es necesariamente algo malo tener un conflicto. De hecho, la mayoría de las personas con experiencia en la comunicación entre humanos te dirán que el conflicto puede ser algo bueno. La clave es ser capaz de lidiar con ello de la manera correcta.

Si no se puede solucionar un conflicto a través de la resolución, sólo sirve para convertirse en un bloqueo de carreteras. Tener la capacidad de trabajar a través del conflicto de una manera significativa puede tener muchos resultados positivos. El truco, por supuesto, es tener algunas reglas y formas de trabajar a través de ella hasta la conclusión. Dicho esto, veremos algunos conflictos personales, sus causas y las reglas básicas para tratar los problemas interpersonales en el trabajo, según expertos.

¿Qué es un Asunto Interpersonal?

Antes de empezar es importante aclarar dos términos que pueden generar confusión: “asunto interpersonal” y “conflicto interpersonal”. Ambos significan más o menos lo mismo, así que cuando escuches un término en lugar del otro, no te confundas.

En un sentido más amplio, un conflicto interpersonal es un desacuerdo de alguna manera entre dos o más personas. El desacuerdo puede ser físico, mental o emocional.

Ya que estamos hablando de conflictos interpersonales en el trabajo, es una buena idea expandir esto un poco más. Cuando los conflictos interpersonales ocurren en el lugar de trabajo, pueden reducir la productividad y hacer mella en la moral. En el trabajo, toma la forma de que una persona, o un grupo de personas, que frustran o dificultan los esfuerzos de otra persona o grupo para lograr una meta. Esto no siempre se hace a propósito, como veremos. Sin embargo, puede ser muy frustrante y causar muchas ineficiencias.

Tipos de Conflictos Interpersonales

Veamos los tipos de conflictos interpersonales.

 conflictos-intrapersonales-en-una-empresa Conflictos de Políticas

Los conflictos de políticas son desacuerdos sobre cómo manejar una situación que afecta a ambas partes. Esto sucede en una variedad de situaciones. Digamos que tú y un compañero de trabajo son asignados para completar un proyecto juntos. Cuando te sientas a pensar en la mejor manera de completar el proyecto, se hace evidente que piensas que una forma es la mejor y que tu compañero de trabajo siente que otro método es mejor.

Al examinar un ejemplo ajeno al trabajo, una situación fácil es la del matrimonio. Por ejemplo, tal vez pienses que tú y tu cónyuge deberían estar ahorrando 10% para la jubilación y tu cónyuge piensa que 5% es suficiente. Estos son ejemplos de conflictos de políticas. Muchas veces, se puede llegar a un resultado de tipo ganar-ganar donde cada uno obtiene la mayor parte de lo que quiere con un pequeño compromiso.

Conflictos de Valores

Todo el mundo tiene un conjunto de valores diferentes. Puede que tengas valores que son muy cercanos a los de los demás, pero cada uno tenemos nuestros propios valores específicos. A veces, cuando se tiene una discusión continua con alguien, es fácil pensar que está siendo obstinado. Normalmente, la razón subyacente es la diferencia de valores.

En la vida de familia, podrías pensar que es mejor criar a tus hijos de cierta manera y tu cónyuge tiene una opinión diferente. En el trabajo, tal vez tu jefe piense que está bien establecer una forma de pago para los ingresos derivados y tú pienses que esa no es la manera de hacer negocios. Los conflictos de valores suelen ser bastante difíciles de resolver porque están más arraigados.

Conflictos del Ego

Los conflictos del ego también son bastante duros. En esta situación, perder un argumento, o que se piense que está mal, en realidad puede dañar la autoestima de una persona. Esto es como una lucha de poder.

Digamos que sientes que tu cónyuge casi siempre escoge dónde salir a cenar. Esto parece suceder hasta el punto de que sientes que estás perdiendo poder en la relación porque parece que siempre toman la decisión. Así que en lugar de dejar que tu cónyuge siga escogiendo el restaurante en el que comes, casi siempre terminas discutiendo sobre dónde comer.

Es fácil ver este tipo de conflictos en el trabajo. Piensa en todas las veces que te han pedido que hagas algo que realmente no quieres hacer. No quieres sentir que te están tomando ventaja, así que encuentras la manera de esquivar el trabajo, ponerlo en otra persona, o simplemente ignorar la petición.

¿Qué Causa el Conflicto Interpersonal?

Hay una larga lista de lo que puede causar conflictos interpersonales. Ya que nos estamos enfocando en nuestro ambiente de trabajo, veamos las 5 causas principales de los conflictos interpersonales en el lugar de trabajo.

Frustración y Estrés

Las personas que se sienten estresadas y frustradas en el trabajo tienden a tener más conflictos. Sencillamente, las personas son más irritables y pueden alterarse unos a otros mucho más fácilmente que en otras ocasiones.

El mejor curso de acción comienza con ser consciente de la situación. Cuando veas que tus compañeros de trabajo están frustrados, mira lo que puedes hacer para reducir el nivel de estrés. Los gerentes excepcionales son muy buenos en esto. Pueden eliminar los obstáculos y las frustraciones de su equipo.

 conflictos-intrapersonales-y-interpersonales

Malentendidos

¿Recuerdas lo que dicen cuando se asume que algo está bien? Siempre es mejor tener claridad sobre un tema si no tienes claro cuáles son las expectativas.

Los malentendidos son fáciles de encontrar. Un área enorme que puede causar conflictos interpersonales debido a malentendidos es tener expectativas diferentes en un trabajo, papel, proceso o cualquier cosa relacionada con el trabajo.

Falta de Planificación

Este también es muy común. Muchas empresas o departamentos dentro de las empresas trabajan por crisis. Es decir, no tienen planes para muchas cosas, simplemente reaccionan a situaciones de crisis.

Las cosas nunca parecen mejorar porque no tienen un proceso para hacer algo mejor. Están demasiado ocupados corriendo como si su pelo estuviera en llamas. Y cuando se apaga el fuego, se relajan durante un día o dos hasta que se desata el siguiente incendio. Esto puede causar muchos conflictos y señalar con el dedo.

Mala Comunicación

La mala comunicación puede llevar a tantos problemas. Los conflictos interpersonales en el trabajo son grandes. Seguramente puedes pensar en muchos ejemplos en los que la mala comunicación llevó a la discordia en el lugar de trabajo.

¿No recibiste el email que el resto de nosotros vimos? Me pregunto por qué será. La reunión se ha trasladado a una nueva hora y lugar, ¿no lo sabía? El jefe me dijo que se supone que debemos trabajar con el equipo de compras en esto, ¿qué te dijo? Y así sucesivamente.

7 Reglas Básicas para Tratar los Conflictos Interpersonales en el Trabajo

Ahora que ya revisamos lo que son los conflictos interpersonales, y algunos de los tipos y causas, enfoquemos nuestra atención en cómo lidiar con ellos. Aquí hay 7 reglas básicas para tratar los conflictos interpersonales en el trabajo.

 conflictos-intrapersonales-en-el-trabajo 1. Reconoce el Problema

El primer paso para resolver cualquier problema es reconocer que existe un problema. Cuanto más tiempo entierres la cabeza en la arena y finjas que no hay conflicto, peor será.

Una vez que hayas reconocido el conflicto, míralo objetivamente. Sé abierto y honesto contigo mismo sobre la parte del conflicto a la que puedes haber contribuido. Míralo desde una variedad de ángulos, no sólo desde el tuyo. Averigua qué puedes hacer para ayudar a resolver este conflicto.

2. Abrir las Líneas de Comunicación

Piensa en esto como si te ofrecieran la bandera de la paz. Una vez que hayas reconocido que hay un conflicto, sé tu mismo el que abra las líneas de comunicación.

Ponte en contacto con la otra persona o personas y organiza una reunión para discutir el conflicto. Trata de abordar la próxima comunicación con espíritu de colaboración. Recuerda que todos están trabajando hacia la misma meta, está bien diferir en el camino a tomar. Trabaja para crear un sentido de equipo que todo el mundo puede respaldar.

3. Enfócate en el Problema, no en la Otra Persona

Intenta no tomarte las cosas como algo personal cuando te enfrentes a estos conflictos. Es muy fácil pensar que alguien te está causando daño cuando en realidad, eso rara vez es cierto.

Mantén tu enfoque en el problema y no en la otra persona o personas. Recuerda concentrarte en resolver el problema y no cambiar a otra persona. Es muy poco probable que puedas cambiar a otra persona. Busca maneras de colaborar para llegar a una resolución que funcione para todos.

4. Apégate a los Hechos

Esto es similar a enfocarse en el problema y no en la persona, pero lo profundizas un paso más. Al examinar por qué está ocurriendo un determinado conflicto, haz lo mejor que puedas para atenerte a los hechos. Puede ser que se trate de otra persona, pero fíjate en las razones subyacentes.

Por ejemplo, tal vez el conflicto es que Ana no contesta correos electrónicos críticos de manera oportuna. Es dudoso que lo esté haciendo sólo para hacer enojar a la gente. Intenta la técnica de los 5 Porqués para descubrir la verdadera razón de por qué. Es muy posible que tu compañera tenga demasiadas cosas que hacer y que esté simplemente abrumada. ¿Qué se le puede quitar de la lista de tareas para que pueda concentrarse en las cosas más importantes? ¿Existen procesos que puedan ser implementados que ayuden a que las cosas pasen más rápido? Apégate a los hechos.

5. Trata el Problema Cara a Cara

Es difícil abordar un conflicto virtualmente. Un correo electrónico aquí y allá no parece llegar al meollo del asunto la mayor parte del tiempo. Tampoco es muy beneficioso tener una reunión de 10 minutos en la oficina de alguien cuando el teléfono está siempre sonando y sus ojos siguen volviendo a la incesante avalancha de correos electrónicos entrantes.

Calcula una hora y un lugar para reunirte en persona, lejos de las distracciones. De esta manera se tiene el tiempo y la concentración necesarios para abordar realmente el conflicto. Sin mencionar que sentarse al otro lado de la mesa frente a alguien contribuye en gran medida a mejorar la relación.

conflicto-intrapersonal-causas

6. Elige tus Batallas

Es muy fácil escoger casi cualquier cosa, especialmente si no eres tú quien lo hace. En general, todos tendemos a pensar que hay una manera correcta de hacer las cosas, generalmente la nuestra. Recuerda que siempre hay una manera equivocada de hacer las cosas, y puede ser tu forma o la de otra persona.

Por ejemplo. Puede ser que la ineficiencia de los procesos en tu rabajo, así como la de algunas de las personas que trabajan en esos departamentos, te frustren. No tiene sentido considerar cada uno de estos conflictos como un problema y ponerte a resolverlo. Hay muchas cosas fuera de tu control y francamente no valen la pena que pases mucho tiempo en ellas.

Si es simplemente una molestia, déjela ir y concentrate en las cosas que son más importantes para ti.

7. Toma una Decisión y Actúa al Respecto

Por último, una vez que hayas abordado el conflicto con la otra parte o partes, es hora de cerrar el trato. Cuando hayas tomado una decisión sobre cómo manejar un conflicto, haz un plan de acción. Y lo más importante, llevalo a cabo.

No le hace ningún bien a nadie tomarse el tiempo y gastar la energía resolviendo conflictos interpersonales en el trabajo y luego no hacer nada al respecto. Una vez que lo hayas resuelto, da el paso final y toma las medidas necesarias para resolverlo.

Conclusión

Así que ahora, ya has aprendido lo que es un conflicto interpersonal, así como algunos diferentes tipos. También has comprendido algunas de las causas más comunes de los conflictos interpersonales en el trabajo.

La próxima vez que tengas dificultades para tratar con otros en el trabajo, recuerda estas 7 reglas básicas para resolver conflictos interpersonales, nunca fallan. También recuerda que crear un plan de acción basado en estas reglas básicas te ayudaran a crear un ambiente orientado al trabajo en equipo donde todos puedan prosperar.

¿Qué Tipo de Comunicador Eres Tú? Diferentes Estilos de Comunicación en la Oficina

¿Qué Tipo de Comunicador Eres Tú? Diferentes Estilos de Comunicación en la Oficina

Todos tenemos nuestra propia y única forma de comunicarnos entre nosotros. Esto es cierto tanto en nuestra vida personal como en el trabajo.

Todos nos hemos topado con gente en el trabajo y en la vida en general con la cual parece que no nos entendemos. No sólo no nos llevamos bien con ellos, sino que, sinceramente, nos cuesta entender lo que están diciendo. Puede ser muy frustrante interactuar con alguien cuando parece que estamos a kilómetros de distancia en el campo de la comprensión.

Por otro lado, es increíble cuando nos llevamos bien con gente que parece que “nos entiende”. La conversación fluye y hay una sensación inmediata de conexión. Hay una razón para eso.

En este artículo, analizaremos 4 estilos de comunicación diferentes. Aunque nos centraremos en cómo entender y trabajar con diferentes estilos de comunicación dentro de la oficina, esto también puede ser cierto en nuestras vidas personales. Te beneficiará mucho ser consciente de estos diferentes estilos de comunicación.

Una vez que te familiarices con ellos, te resultará más fácil navegar comunicándose con diferentes estilos de comunicación dentro de la oficina. Veamos cuatro estilos principales de comunicación en el trabajo:

4 Estilos de Comunicación

Ciertamente hay más de 4 estilos de comunicación. Todos tenemos nuestra propia y única forma de comunicarnos.

La mayoría de la gente tiende a tener componentes que los colocan más hacia uno de estos 4 estilos. Cabe destacar que muy pocos de nosotros encajamos exactamente en uno de estos estilos de comunicación. Tenemos una tendencia más fuerte y mostramos atributos hacia uno o dos.

Echemos un vistazo a los cuatro estilos principales de comunicación. Verás características en ti mismo que tienen similitudes con una o más de estas.

También ayuda a comprender mejor el estilo de comunicación de los demás. Esto te permitirá ser más consciente de cómo hablamos, interactuamos y nos comunicamos entre nosotros. Esto te ayudará a ser un comunicador más efectivo.

 

1. Funcional

Un comunicador funcional es alguien a quien le gusta profundizar en los detalles. Alguien a quien le gusta entender cómo funciona todo.Tienden a ser personas metódicas, orientadas a los procesos y muy detallistas. A él o ella le gusta trabajar con líneas de tiempo e hitos.

Piense en un comunicador funcional como un gerente de proyecto orientado al detalle. Les gusta ver el cuadro completo, así como los detalles que hacen que todo suceda.

A un comunicador funcional le gusta asegurarse de que tiene una comprensión completa de los proyectos antes de comenzar.

Los comunicadores funcionales raramente cometen grandes errores porque se concentran en los muchos detalles. A la gente le gusta trabajar con comunicadores funcionales porque trabajan a un nivel granular y descubren posibles errores que se pueden cometer antes del hecho.

 

2. Analítico

Los comunicadores analíticos tienen similitudes con los comunicadores funcionales. Tienden a ser menos emocionales. Les gustan los números duros y se basan en datos.

A un comunicador analítico le gusta la conversación directa y no le va bien con la ambigüedad o los matices de gris. Tienden a ser buenos para tomar decisiones justas y basadas en hechos sin el bagaje emocional que conlleva. A veces parecen fríos y sin emociones.

Los comunicadores analíticos tienen poca paciencia con las palabras y sentimientos emocionales cuando se comunican. Cuando les dices por ejemplo, que las ventas han bajado, quieren saber cuánto, en un porcentaje específico.

Una de sus grandes ventajas es que son capaces de analizar los problemas de forma lógica y analítica. En el lado negativo, otras personas a veces piensan en ellos como distantes y robóticos.

 

3. Personal

Las personas con un estilo de comunicación personal valoran el lenguaje emocional y la conexión. Encuentran mucho valor no sólo en lo que alguien dice y lo que piensa, sino también en cómo se siente.

Ser buenos oyentes y tener tendencia a ser diplomáticos son marcas registradas del comunicador personal. Un estilo de comunicación personal puede ayudar a suavizar los conflictos. Los comunicadores personales realmente valoran la conexión y la usan como una forma de descubrir cómo alguien está pensando y sintiendo realmente.

Una gran ventaja para un comunicador personal es que su estilo de comunicación tiende a construir una relación personal profunda con los demás. Pueden ser el pegamento que mantiene las cosas juntas.

En el lado negativo, los comunicadores personales pueden ser vistos como demasiado “sensibles al tacto” o “cálidos y difusos” por los comunicadores analíticos.

 

4. Intuitivo

A las personas con un estilo de comunicación intuitivo les gusta ver el panorama general. No les gusta quedar atrapados en la maleza o en demasiados detalles. Cuando se comunican, muchas veces van al grano sin ningún tipo de pelusa. No tienen que escuchar toda la historia o la cadena de eventos para llegar al resultado final, sólo tienen que saltar directamente a lo bueno.

Como puede imaginarse, lo bueno de un comunicador intuitivo es que son directos. No se necesitan tonterías ni información adicional.

El lado no tan bueno de ser un comunicador intuitivo es que por lo general carecen de paciencia. Cuando se trata de otros estilos de comunicación, pierden interés y se concentran rápidamente. No son grandes fanáticos de todos los detalles o del proceso paso a paso que llevó algo del punto A al punto B.

Una vez más, son excelentes para ver el panorama general y ser directos en la comunicación. No son tan buenos en los detalles de la comunicación, lo que puede ser un problema.

comunicador-efectivo

 

¿Cómo Trabajar con Diferentes Estilos de Comunicación?

Ahora que hemos identificado los 4 estilos principales de comunicación, echemos un vistazo a cómo trabajar con cada estilo en la oficina.

Aqui mostraremos las mejores maneras de interactuar y comunicarte con cada estilo. Un buen consejo, comprender los diferentes estilos de comunicación ayudará a trabajar y a comunicarse mejor en el trabajo.

Cómo Trabajar con un Comunicador Funcional

Puntos clave a tener en cuenta cuando se trabaja con un “Comunicador Funcional”

Mostrar el Cuadro Completo

Es importante recordar, que a los comunicadores funcionales les gusta ver los detalles en relación con la imagen completa. Por lo tanto, es una buena idea mostrarles los planes completos de lo que les estás hablando.

Lo mismo sucede en una comunicación escrita. Les gusta tomarse el tiempo para revisar todo el proceso y los detalles. Es importante para ellos entender su papel y responsabilidades en el proyecto.

Proporcionar Retroalimentación

Los comunicadores funcionales disfrutan de la retroalimentación. Proporciónales tu opinión sobre cómo va todo el proceso. Por lo general, están abiertos a la retroalimentación de sus pares.

Muchas Preguntas y Respuestas

Ellos tenderán a hacer muchas preguntas. Una vez más, esto se debe a que quieren entender todo el alcance del proyecto antes de que se pongan en marcha.

Deja que hagan todas las preguntas que necesiten. Un comunicador funcional trabajará mejor con un jefe o gerente que le permita hacer muchas preguntas Y le proporcionará una retroalimentación real.

Esto es de gran importancia para recordar cuando se trabaja con un comunicador funcional en la oficina.

 

Cómo Trabajar con un Comunicador Analítico

Números Primero

A los comunicadores analíticos les gustan los números y los hechos concretos. Cuando interactúas con un comunicador analítico, respalda tu historia con hechos y cifras. Los datos significan todo para este estilo de comunicación, así que cuanto más traigas, mejor será la situación.

Ser Lógico Sobre Todo

Los comunicadores analíticos viven en el mundo lógico y no tienen un gran respeto por las emociones. Cuando están listos para tomar una decisión, casi siempre se basan en los números, no en cómo se sienten al respecto.

Menos Charla, Más Acción

Los comunicadores analíticos no son grandes conversadores. No les gustan las historias que tienen sentido. Cuando interactúes con este estilo de comunicación, ve al grano con hechos y cifras. No malgastes tu aliento en charlas triviales.

Cómo Trabajar con un Comunicador Personal

Abre Tu Ser

Recuerda que los comunicadores personales se centran ante todo en las relaciones. Les gusta entender lo que alguien siente y lo que piensa.

Esté dispuesto a compartir con ellos cómo te sientes sobre un tema. No tiene que ser algo demasiado personal, sino más bien si te sientes bien o no sobre cómo va un proyecto. Eso es lo que es importante para ellos.

Conversaciones Cara a Cara

Los comunicadores personales responden mejor a las conversaciones en la vida real que por correo electrónico o por teléfono. Siempre que sea posible, es mejor hablar con ellos en persona. Ellos prosperan con la experiencia en persona y no siempre responden bien a los correos electrónicos.

No Te Preocupes Tanto por los Datos

Los comunicadores personales no responden tan bien a los datos, métricas y números como las emociones y las conexiones.A diferencia de los comunicadores analíticos y funcionales que aman y prosperan con los datos, no hace mucho por el comunicador personal.

No te preocupes demasiado por proporcionar números detallados para respaldar tu punto. Me gustan los datos hasta cierto punto, pero no puedo dedicar mucho tiempo a analizar una hoja de cálculo.

 

Cómo Trabajar con un Comunicador Intuitivo

Corto y Dulce

Puesto que a los comunicadores intuitivos les gusta entender el panorama general sin los detalles, es mejor mantener conversaciones cortas y dulces. No te preocupes por los detalles. Manten la conversación en el punto.

Siéntete libre de proporcionar una visión general del proceso, pero no te adentres en los detalles. Un comunicador intuitivo perderá paciencia e interés rápidamente.

Muchas Imágenes

Como a los comunicadores intuitivos les gusta ver la imagen completa, tener uno o dos visuales es grandioso cuando se interactúa con ellos. No te sorprendas si sacan un bolígrafo y papel, y empiezan a bosquejar la idea de la que estás hablando. Ser capaz de verlo y no sólo hablarlo, es un truco muy útil con un comunicador intuitivo.

Permitir Ideas

Les encanta ser capaces de ver y entender el panorama general. Si usted está manejando un comunicador intuitivo, permítales el espacio para compartir sus ideas.

Déjalos hablar acerca de sus ideas generales. Esto puede ser un verdadero activo para el equipo de trabajo.

comunicador-efectivo

Conclusión

Hemos echado un vistazo a 4 estilos de comunicación que muchos de nosotros vemos en la oficina. Ahora que tienes una buena comprensión de los estilos de comunicación, mírate a ti mismo y mira cuál es tu estilo de comunicación.

¿Alguno de estos se parece a ti?

Como la mayoría de nosotros, probablemente te visualizas a ti mismo como uno de los 4 estilos con algunos rasgos de uno o dos de los otros.

Es importante tener en cuenta estos estilos de comunicación cuando se trabaja con otros. Una vez que entiendas y trabajes con diferentes estilos de comunicación en la oficina, podrás comunicarte más eficazmente. Y una comunicación más efectiva con los demás en la oficina te dará grandes beneficios dentro de tu carrera.

 

3 Consejos para Negociar un Aumento de Sueldo con Tu Empleador

3 Consejos para Negociar un Aumento de Sueldo con Tu Empleador

En la vida de los empleados, hay muchas ocasiones en las que pedir un aumento salarial se vuelve inevitable. Esto puede estar relacionado con varios factores. En este caso, es necesario tener una buena metodología para tener éxito en esta negociación. Aquí te compartimos tips que te ayudarán a maximizar tus posibilidades de obtener un aumento de sueldo.

Si desea negociar un aumento salarial, primero te aconsejamos prepararte. También debemos buscar el momento ideal para hacerlo. ¿Pero cómo proceder a hacerlo?

1. ¡Atrévete a dar el Primer Paso!

El que no arriesga no gana ! Creemos que si un empleado nunca solicita un aumento puede nunca tener un aumento salarial, incluso si su desempeño lo justifica. Por lo tanto, te aconsejamos armarte de coraje e ir a ver a tu jefe. Recuerda que al igual que tú, es un ser humano. Él te conocerá bien. Pero para eso, debes motivar tu talento y tu rendimiento.

Generalmente, puede que tu empleador no esté dispuesto a darte la satisfacción. Incluso hay posibilidades que se ponga agresivo. Qué puedes hacer? Entrar en su juego? No, probablemente no salga nada bueno de ese enfrentamiento. Intenta entablar la discusión en un momento en que está más relajado. Puedes ganar una vez.

A menudo no se saber cuánto puede ser un aumento. Un aumento sigue siendo válido desde el momento en que se establece hasta un nuevo aumento. Hasta puede servirte en otro lugar como base. Por lo tanto, es importante que pienses bien cuánto quieres pedir para tu próxima solicitud de aumento.

 

2. Trata de Evitar los Argumentos 

Varios empleados tiemblan ante la idea de acudir al empleador para pedir un aumento. ¿Formas parte de esta gran cantidad de personas? ¿Dudas de tener todos los argumentos necesarios? No te preocupes. Dos o tres buenas razones válidas serán suficientes. Debemos trabajar para tener estos motivos. También es mejor concentrarse en pocos argumentos que perderse en un catálogo de razones. Ten una visión clara de tus razones. Y busca ejemplos para apoyarlos. Un argumento presentado con ejemplos es mejor que mil exhibiciones sin ningún punto de referencia.

Si tu empleador está constantemente ocupado, prepárate para negociar con él en poco tiempo. Si no quiere hablar por mucho tiempo, puedes tratar de presionar o cortar una reunión. Incluso puedes proponer resolver la situación de manera informal y no cualitativa en un corredor. No te dejes engañar. La negociación requiere un momento tranquilo de discusión.

Debes concentrarte en por qué quieres un aumento de sueldo. No poder hacerlo es trabajar contra ti mismo. Tu poder de negociación proviene de las armas que tiene.

Se optimista. Esta es una de las armas más poderosas del negociador exitoso. Tienes que pedir un poco más de lo que necesitas. Por lo tanto, incluso si tu empleador quiere reducir el aumento solicitado, tendrás lo que buscabas. Tu optimismo debería servirte como una predicción autocumplida. Si arrancas con bajas expectativas, probablemente obtendrás un resultado menos satisfactorio.

3. Estar Convencido de lo que Quieres

Negociar un aumento de sueldo es un juego de preguntas y respuestas. Trata de ir en orden. Esto te permite dar más eficiencia a tu solicitud. Si no tienes éxito a pesar de tus precauciones, no te desanimes. Intenta ver qué más puedes hacer. Puedes reclamar un bono excepcional cuando alcances los objetivos establecidos o algo así. A menudo es más fácil para los empleadores proporcionar beneficios que un aumento. Esto se debe a que los beneficios otorgados no son automáticos. Una crisis financiera también puede dificultar tu aumento.

En Resumen

La negociación de un aumento salarial se debe hacer con tacto. Los consejos enumerados en este artículo generalmente ofrecen buenos resultados a quienes los adoptan. Puedes hacer lo mismo para aumentar tu sueldo si así lo prefieres!

10 Maneras de Mejorar la Comunicación en el Trabajo

10 Maneras de Mejorar la Comunicación en el Trabajo

La buena comunicación en el trabajo es el ingrediente secreto de un equipo exitoso y eficiente.

La comunicación juega un papel crucial en la construcción de relaciones auténticas, generando ideas, y ayudando a un equipo a superar los desafíos y enfrentar conversaciones difíciles.

En este post, compartimos 10 consejos prácticos para que mejores la calidad y cantidad de comunicación en tu equipo, a partir de hoy. Pero ya que cada empleado es diferente, y que ningún equipo es el mismo, es posible que te convenga profundizar en la comprensión de la dinámica de comunicación de tu propio equipo.

#1. Crear un Espacio Propicio para la Comunicación

Es tu rol como gerente asegurarte de que siempre haya un flujo claro y constante de comunicación en tu equipo. Hablar de las sensaciones o compartir ideas e iniciativas nunca debe ser tabú. Necesitas animar a tu equipo a expresarse creando un entorno propicio para la comunicación.

Consejos para Crear un Entorno Favorable para la Comunicación

  1. Da el ejemplo: Comunícate siempre. Da los buenos días a tu equipo para levantar el ánimo y hacer que la conversación fluya desde el momento en que comienza el día. Haz preguntas, desafía ideas, comunica tus sentimientos, etc.
  2. Fomenta las interacciones sociales: Anima e inspira a los empleados a comer fuera de sus escritorios durante la hora del almuerzo para que tengan la oportunidad de comunicarse entre sí y establecer relaciones con sus colegas.
  3. Mantén la puerta abierta: Si afirmas que tienes una política de puertas abiertas, en realidad, mantenla abierta con la mayor frecuencia posible. En un nivel menos literal, la política de puertas abiertas puede ser impartida simplemente recordando a tus empleados a menudo que estás ahí para que hablen cuando lo necesiten.

#2. Mantén la Comunicación Constante

En lugar de confiar en las evaluaciones anuales para comunicarse con los empleados, programa uno-a-uno mensualmente para que puedas mantenerte al día sobre dónde están tus empleados, cómo se sienten y qué podrían necesitar de ti para contribuir mejor al equipo.

Programa una hora al mes para charlar. Te sorprendería saber cuánto tienen que decir tus empleados que podrían no mencionar si no hubieras iniciado estos tiempos de conversación.

como-hablar-con-mi-jefe

#3. Organizar Reuniones Abiertas

Además de las reuniones mensuales individuales, es importante programar el mismo tipo de iniciativa pero para todo el equipo, en un foro abierto.

En este tipo de reuniones, los empleados pueden hacer preguntas y compartir preocupaciones, y los gerentes pueden informar a los empleados sobre los nuevos proyectos que se avecinan, noticias y las metas. Incluir a todas las personas en este tipo de conversaciones es una gran manera de mantener al equipo comprometido. Sentirán un mayor sentido de pertenencia y se sentirán parte de algo más grande, lo que se reflejará en su desempeño.

Algunos empleados pueden sentirse tímidos al hablar en una reunión pública, así que intenta pasar algunas tarjetas y bolígrafos para que la gente envíe sus preguntas de forma anónima.

#4. Solicítale a tus Empleados sus Opiniones

Los mejores comunicadores saben que las conversaciones nunca debe ser sólo de arriba hacia abajo, o sólo de una manera. Independientemente de los medios a través de los cuales te comunicas, siempre solicita a tus empleados que compartan sus pensamientos, ofrezcan retroalimentación y participen en una discusión.

Por ejemplo, en una revisión, pide a tus empleados que comuniquen su opinión sobre tu desempeño como gerente:

“Me encantaría saber cómo crees que me ha ido como tu gerente. ¿Tienes algún consejo, sugerencia o retroalimentación que puedas compartir conmigo? Espero mejorar también, así que su opinión será muy apreciada.”

O, si está enviando un correo electrónico a toda la compañía con grandes noticias, al final del mensaje, aliente a todos a comunicar sus pensamientos.

“Después de compartir esta noticia, me encantaría escuchar los pensamientos de todos sobre este gran cambio. Si tienes alguna pregunta, inquietud o idea, no dudes en pasarte por mi oficina en cualquier momento. Me encantaría hablar y escuchar tus comentarios.

Siempre asegúrate de que la comunicación es una conversación de dos vías.

tener-reuniones-productivas#5. Comunicarse Cara a Cara

El uso de herramientas de mensajería como Slack, Telegram y el correo electrónico son a menudo eficientes, sin embargo, es importante recordar que la comunicación cara a cara tiene un gran valor en términos de sinceridad y autenticidad.

Parte de la comunicación es la interacción humana, así que tanto como sea posible sin interrumpir el flujo de trabajo, trata de hablar en lugar de escribir. Resonará más.

#6. Domina tu Lenguaje Corporal

La comunicación no verbal es también importante para que los líderes la consideren. Tu lenguaje corporal tiene un gran impacto en las personas que te rodean.

Trata de comunicarte con una presencia física positiva y asegúrate de que tu lenguaje corporal sea abierto y accesible.

  • Sonríe
  • Mantén los brazos sin cruzar
  • Mantén una postura erguida
  • Asegúrate de mantener el contacto visual
  • Guarda los aparatos

#7. No te Sobre Comuniques

Idealmente, no existe demasiada comunicación, pero demasiado de cualquier cosa no es bueno.

Después de las horas de trabajo, mantén al mínimo el número de correos electrónicos que envías a los empleados. Aunque es probable que tu comunicado sea muy importante, también puede esperar hasta el día siguiente.

En un mundo perfecto, la gente sabe que debe desconectarse después de las horas de trabajo y dejar de revisar sus correos electrónicos, pero la verdad es que la mayoría de nosotros estamos tan conectados a nuestros trabajos y dispositivos que no revisarlos parece antinatural.

Si eres de los que promueve un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida privada, entonces ayuda a tus empleados a hacer eso posible.

#8. Tómate el Tiempo para Escuchar

Escuchar a los empleados les permite tener más espacio para dar retroalimentación honesta y transparente.

Trata en la mayor medida posible de escuchar empáticamente.

Si tu empleado te está hablando con emoción o con preocupación, entonces tu muestra esas emociones. Refleja las emociones de la otra persona no sólo verbalmente, sino también con tus expresiones faciales.

desarrollo-laboral

Consejos para Ayudarte a Escuchar Mejor:

Estar Cómodo con el Silencio

Trata de permanecer un poco más en silencio cuando hables con alguien. Estas brechas le dan a la gente tiempo para reflexionar y pensar en qué más tienen en mente. Nunca se sabe, pueden terminar compartiendo algo que no hubieran podido.

Estar Presente

Puede parecer obvio, pero escuchar es también enfocarse completamente en la interacción que tienes con la otra persona. Trata de no mirar tu teléfono o alguna otra distracción.

Tómate el Tiempo para Repetir

Trata de repetir lo que dijo la otra persona. Ellos no sólo se sentirán como si realmente estuvieras escuchando, sino que también asegura que ambos estén en la misma página, y que no haya malentendidos.

#9. Sé Auténtico

Esto es evidente, pero aún así, muchas conversaciones y comunicaciones a veces pueden parecer ensayadas. Tener conversaciones más auténticas en el trabajo, comienza con la mentalidad.

En una conversación no debes asumir que lo que estas diciendo es la verdad absoluta, no intentes siempre convencer a la otra persona.

Simplemente di lo que piensas y deja que el otro haga lo mismo. Al no tener una idea preconcebida o una creencia, permites que la otra persona se exprese libremente.

#10. Incorporación de Juegos de Trabajo en Equipo

Las actividades de trabajo en equipo y los juegos para romper el hielo son siempre una buena manera de fomentar la comunicación en el trabajo.

Los miembros del equipo no sólo se conocerán más allá del contexto del trabajo (no hablen de cosas relacionadas al trabajo), sino que también se divertirán y romperán el hielo.)

Una actividad que nos gusta mucho es compartir algo completamente inesperado de nosotros mismos con el resto del equipo.

Escríbelo en un pedazo de papel, tíralo en un sombrero y todos intentarán adivinar a quién pertenece el post-it. Hemos aprendido algunas cosas muy interesantes sobre nuestros colegas!

Tienes alguna técnica de comunicación en el trabajo que te gustaría compartir? Déjanos tus comentarios.

La Importancia de La Comunicación No Verbal en una Presentación

La Importancia de La Comunicación No Verbal en una Presentación

La comunicación no verbal describe en primer lugar el proceso de claves compartidas entre las personas y va de la mano con la oratoria. Esta incluye el contacto visual, la frecuencia de miradas, la velocidad de parpadeo, gestos, expresiones faciales, posturas y más.

La comunicación y la presentación personal es lo único que ha demostrado ser relevante a través de cada innovación tecnológica. Nuestras cubiertas se vuelven cada vez más glamorosas, pero sigues siendo tú en el escenario, frente al público y en la vida en general. Las señales no verbales pueden aumentar la confianza, la claridad y añadir interés a tu presentación cuando se producen correctamente. Aprender a ser más sensible al lenguaje corporal y a las señales no verbales te convertirá en el mejor presentador que puedas ser.

Los Cinco Efectos de la Comunicación No Verbal

¿Cómo es posible que la comunicación no verbal sea el elemento más importante en una presentación a la hora de influir en los espectadores? Quizás porque esta forma de comunicación comparte mucho más que el diálogo. Aquí, hay cinco efectos que la comunicación no verbal puede tener:

  • Repetición: Pueden reforzar lo que ya se está diciendo
  • Contradicción: Pueden contradecir el mensaje y hacer que el orador parezca mentiroso.
  • Sustitución: Pueden sustituir a las palabras
  • Complementar: Pueden complementar un mensaje verbal, por ejemplo, una palmadita en la espalda.
  • Acento: Pueden subrayar un cierto punto en el mensaje

Tips para Mejorar tus Comunicación No Verbal

importancia-de-la-comunicacion

Fortalece el Contacto Visual

Sabías que en Reino Unido se llevó a cabo un estudio que se basaba en mirar dos fotografías de la misma persona. En una de ellas, el personaje sonreía hacia la cámara y en la otra su mirada estaba desviada. Este estudio reveló que los participantes encontraron las fotos de personas sonrientes más atractivas, y que las mismas caras son menos atractivas cuando miran hacia otro lado o hacia un lado.

Por lo tanto, a la hora de dar tu presentación, de hablar con tu jefe, o de comunicarte general, ten esto en cuenta. Y fortalece tu contacto visual para transmitir confianza con todos tus espectadores.

Mejora Tu Apariencia 

Deja que tu apariencia hable por ti. No permitas vestidos descuidados, cabello desordenado o demasiadas joyas en tu outfit laboral. Según un estudio realizado la gente obtiene más recomendaciones de trabajo, gana un salario más alto, y recibe mayores contribuciones para la caridad cuando usan ropa de alto estatus.

Trabaja en Tu Presentación

A medida que practiques tu presentación, grábate. ¿Qué comunican tus expresiones faciales? ¿Felicidad, miedo, tristeza, sorpresa o aburrimiento? Ten en cuenta también tu postura, asegurándose de no transmitir desinterés. No olvides examinar tus gestos. ¿La forma en que apuntas, agitas o sacudes las manos transmite tu mensaje principal? Intenta filmarte a ti mismo durante una práctica para ver dónde emergen los patrones no verbales y dónde puedes mejorarlos. También considera calificarte en una escala de 1 a 5 en las siguientes áreas:

  • Contacto con los ojos
  • Expresión facial
  • Tono de voz
  • Postura y Gesto

Tómate un Momento

“El 60% de toda la comunicación humana es lenguaje corporal no verbal; el 30% es tu tono, así que eso significa que el 90% de lo que dices no sale de tu boca.”

Tendemos a pensar en las presentaciones como dos elementos combinados: lo que se muestra y lo que se dice. Sin embargo, es mucho más que eso. ¿Alguna vez has considerado cuánto estás diciendo sin hablar? La importancia de la comunicación no verbal, por lo tanto, es proporcionar al contenido de tu presentación ese elemento elusivo de credibilidad y experiencia que, impreso y enviado por correo a su público objetivo, se perdería. Asegúrate de que lo que no estás diciendo sea tan conmovedor como lo que eres.

 

 

 

Los 10 Secretos de los Grandes Comunicadores

Los 10 Secretos de los Grandes Comunicadores

Los grandes comunicadores son vistos como individuos exitosos por todas las personas a su alrededor. Suelen ser importantes dentro de una organización porque se valora su forma de comunicarse al momento de transmitir información.

Los grandes comunicadores contribuyen a sus organizaciones y reciben más oportunidades de promoción y reconocimiento en sus carreras. Casi todos los comunicadores comparten estas habilidades de comunicación que a partir de hoy las puedes poner en marcha:

1.Construyen Una Relación

Cuando un comunicador se acerca a una persona, siempre se toma el tiempo para decir “buenos días” o “¿cómo va tu día?”. El efecto de este es incalculable. Asi, el/ella demuestra que, por muy ocupado o sobrecargado que esté, siempre hay tiempo para preocuparse por los demás.

Por lo tanto, construye relaciones para una buena comunicación. Para que el éxito perdure, afianza relaciones en cualquier entorno a lo largo del tiempo. La buena voluntad tiene un efecto acumulativo en cualquier ámbito social..

 

2.Escucha más de lo que Hablas

estrategias-de-comunicadoresImagínate si un gerente organiza una reunión para la planificación del desarrollo de una empresa y habla 55 minutos seguidos. Este es un ejemplo atroz, pero sirve como recordatorio de que la gente no puede escuchar si está hablando. Entender a los demás -y lo que necesitan- es una habilidad crucial para los comunicadores.

Cuando hablan, generalmente hacen preguntas para obtener las opiniones de sus compañeros de trabajo. Cuando te permites escuchar, a menudo escuchas lo que no se dice. Excelentes comunicadores utilizan esta información para leer entre líneas y entender el contexto de otra persona, sus pensamientos y necesidades.

3. Trata de Entender los Motivos de la Otra Persona

Cuando alguien más está hablando, los grandes comunicadores no pasan el tiempo preparando sus respuestas. En vez de eso, hacen preguntas para clarificar y entender completamente lo que la otra persona está comunicando.

Si te encuentras preparando tu respuesta, o refutando lo que tu colega está diciendo, no estás enfocado en entender completamente. Has dejado de escuchar y reorientado la discusión hacia tus necesidades.

4. Usa un Circuito de Retroalimentación

Al decir: “Esto es lo que te oí decir” y repetir el contenido del mensaje recibido, se utiliza un circuito de retroalimentación para comprobar tu comprensión y asegurarte de que están compartiendo el mismo significado.

Cuando verifican la comprensión, los comunicadores evitan la mala comunicación y malentendidos, eludiendo los resentimientos y explicaciones prolongadas.

5. Escucha la Comunicación No Verbal

La comunicación no verbal es una voz poderosa en cualquier interacción. La tonalidad de la voz, el lenguaje corporal y las expresiones hablan más que las palabras en muchos intercambios comunicativos.

Los comunicadores saben que pierden mucha información cuando se comunican por correo, teléfono o mensajería instantánea. Las generaciones jóvenes puede que no reconozcan la importancia de hablar cara a cara con los compañeros de trabajo. Si se desea información valiosa, los buenos comunicadores buscan a sus compañeros de trabajo para un mejor dialogo.

retroalimentacion-comunicacion

6. Presta Atención a Patrones e Inconsistencias

En cualquier comunicación, la oportunidad de malentendidos está siempre presente. Los comunicadores están atentos a los patrones de reacciones y a inconsistencias.

Si alguno de estos factores de comunicación verbal y no verbal envían mensajes diferentes, la falla en la comunicación es inminente. En el ámbito laboral se tiende a escuchar la comunicación no verbal por encima de la verbal.

7. Resuelve un Problema Personal Usando el Lenguaje

Los buenos comunicadores asumen la responsabilidad de poseer sus propias reacciones emocionales. Utilizan los mensajes para demostrar que saben que son responsables de la reacción. Por ejemplo: “Realmente arruinaste la interacción con el cliente” es mucho menos efectivo y honesto que “Me molestó verte interactuar con ese cliente de esa forma….”. Entregar un mensaje honesto de “yo” es poderoso y curativo.

8. Tomate el Tiempo para Dar una Crítica

Si los comunicadores sienten que van a decir algo crítico o controvertido, intentan esperar 24 horas antes de decirlo, enviarlo o publicarlo para ver si siguen sintiéndose así al día siguiente. Hacer una pausa antes de comunicarse es una habilidad subestimada de los grandes comunicadores. De hecho, la comunicación será más poderosa y reflexiva si se permite que las circunstancias se marinen por un período más largo de tiempo.

9. Abre tu Mente a Nuevas Ideas

plan-estrategico-comunicadoresUsando las habilidades de comunicación presentadas aquí, puedes hacer que una nueva idea florezca o fracase en un instante. En lugar de rechazar inmediatamente una nueva idea, enfoque o forma de pensar, los comunicadores se detienen y consideran las posibilidades.

Considera lo que podría funcionar en tu organización en lugar de lo que fracasará. Piensa en la posibilidad más que en las imposibilidades. Los grandes comunicadores siempre escuchan las oportunidades y las persiguen con gusto.

10. Construye la Confianza con tus Compañeros

No basta con ser un buen oyente y sacar las opiniones de la otra persona. Debes ganar confianza en tus interacciones diarias ya que tus compañeros no compartirán sus verdaderos pensamientos si no confían en ti. Cuando los comunicadores exhiben constantemente integridad y confianza en sus conversaciones y acciones, desarrollan aún más sus habilidades de comunicación.

Por lo tanto, si haces el esfuerzo de usar estas diez habilidades de comunicación en tus interacciones con compañeros de trabajo, clientes, y otros ámbitos sociales, construirás una reputación profesional. Las personas equiparan la comunicación efectiva con la eficacia y valoran a las personas que pueden involucrar a otros y compartir el significado.

 

Buena Suerte!