Cualquier persona que haya experimentado un problema de peso en un momento u otro sabe lo que es. No es fácil mantener tu cuerpo y los demás no necesariamente lo notan. Sólo ven el defecto sin prestar atención a la incomodidad de la persona que lo lleva. La solución es hacer frente a todas estas miradas adelantándose a las cosas. Al dejar de odiar tu cuerpo, te darás cuenta de que serás capaz de hacerlo más aceptable para todos. Mejor aún, puedes modelarlo lenta y seguramente a tu gusto.

1- Maneja tus Emociones de Manera Diferente

En general, las personas que son propensas a problemas de peso transfieren su frustración a los alimentos. O comen demasiado o se privan de ello. En ambos casos, esto no aporta nada bueno. Se puede empezar por no ver la comida como un refugio, sino como un factor útil tener bienestar y buena salud. En este caso, comer ya no es más una tarea para ti o, por el contrario, un consuelo.

Puedes empezar por asegurarte de que no te dejes tocar por todas esas cosas que destruyen tu buen humor y te hacen sentir culpable, enojado, avergonzado y triste. La comida no es una solución para controlar las emociones. En lugar de sofocarlos, puedes analizarlos y expresarlos para que te sientas mejor.

Prueba métodos como el yoga y la meditación… Te ayudarán a evacuar estas emociones y ya no sentirás la necesidad de comer o enfadarte por la comida.

recetas-saludables-panama2- Comida para tu Bienestar

Como se dijo anteriormente, la comida debe ser tu aliado, no un chivo expiatorio. No se debe buscar comida o no comer sólo para controlar el estado de ánimo. Comer es tan importante como útil. Sin embargo, es importante saber cómo, cuándo y qué comer.

Cuando te sientas fuera de control, no comas. Puedes estar tentado a transferir esta sensación a su comida. Para algunos, esto puede resultar en un aumento significativo y continuo de la cantidad de alimentos consumidos. Para otros, se puede resumir como no comer en absoluto.

En cualquier caso, comer en exceso o no comer es perjudicial para el cuerpo. Aumentará de peso o lo perderá. Ninguna de estas situaciones será beneficiosa para ti porque serías consciente de que ya no eres la misma persona. Trata de comer sano de nuevo, sin privaciones ni compensaciones. El cuerpo se readaptará gradualmente.
Esto se puede moldear mejor mediante la actividad física regular.

3- Invertir en Actividad Física

En general, se dice que la actividad física ayuda a recuperar la forma. Pero cuando se tiene un problema de peso, la actividad física es lo más complicado que se puede hacer. No te preocupes, es comprensible.

No sólo es difícil, sino que los resultados sólo se verán si se aplica la regla anterior. Al continuar tratando la comida como un consuelo, seguramente no tendrás éxito. Así que tenemos que ir poco a poco. Los primeros esfuerzos te parecerán sobrehumanos, pero después de varios intentos, te darás cuenta de que lo estás haciendo mejor.

4- Comenta y Aprecia tus Esfuerzos

Cuanto más te hayas entregado en tus nuevas resoluciones, más notarás los cambios. Tu vida, en todos sus aspectos, será cambiada y mejorada. Recuperarás la confianza en ti mismo y te sentirás preparado para afrontar cualquier situación. Hasta puedes enfrentarte a la apariencia (incluyendo la tuya propia) y estar orgulloso de tu desempeño.

Tendrás menos dificultad para pararte frente a tu espejo y salir con gente de tu edad. Incluso te encantará que te fotografíen porque te has aceptado a ti mismo y has luchado para convertirte en la persona con la que soñabas ser. La clave es mantenerse en el buen camino y mantener el ímpetu.

frases-de-aceptar-tu-cuerpo

5- Concéntrate en tu Meta

Ir paso a paso te permite tomarte el tiempo para construirte a ti mismo. Un edificio hermoso y grande toma necesariamente más tiempo para ser construido que uno más pequeño. Esto es aplicable a ti y tu posible problema de peso.

Debes tener cuidado de pasar por cada paso de este largo proceso uno por uno (porque es un proceso largo). Puede que te lleve meses, años, pero lo conseguirás. Quienquiera que vaya despacio, probablemente lo vaya a hacer. Apresurarse no te traerá el resultado de tus expectativas. Sólo te decepcionarás a ti mismo repetidamente.

Será más rentable para ti cumplir con el objetivo fijado y lograrlo sin quemar ningún paso. Aceptar tu cuerpo es el primer paso para lograr esto. Entonces, puedes adaptarte fácilmente a estas reglas que te harán la persona con la que sueñas ser.