¿Recuerdas esa sensación de despreocupación que tenías cuando eras un pequeño?

La vida era un juego.

Pero cuando creces, las cosas cambian.

La vida se vuelve abrumadora.

Tener responsabilidades y roles de adultos es un buen cambio. Ayuda a mantener la sociedad funcionando.

Sólo hay un problema.

Como efecto secundario de convertirse en adulto, la mayoría de las personas viven en el modo de supervivencia donde la vida se siente abrumadora.

Estoy seguro de que odias ese sentimiento tanto como yo.

Pero me di cuenta de lo siguiente…

La vida no es abrumadora. La carga viene de tus pensamientos y acciones. Y tú tienes el poder de cambiarlos.

Me he sentido cargado de angustia mental varias veces. Y aveces no puedo escapar de ese sentimiento. Encontrar una solución era una priorirdad para mi. Era algo que estaba en contra de mis valores: paz y libertad.

Así que aquí están los trucos que usé para vencer mi angustia mental.

¿Estás preparado? Pongámonos en marcha.

#1: Muévete a tu Propio Ritmo 🐢

Respira. Más despacio.

A menudo, las “urgencias” que uno mismo se da no son crisis reales.

Y si es realmente urgente, no lo pospongas hasta que llegue la fecha límite. Crea una fecha límite imaginaria en tu mente para terminar una tarea antes de su fecha límite “real”.

No necesitas terminar todas las demás tareas hoy. Haz las tareas importantes primero y cuando no puedas hacer algo hoy, hazlo mañana para que puedas hacerlo mejor con una mente fresca.

Sé que es intimidante ver a la gente hacer un trabajo que a ti te toma días, hacerlo en horas. Pero no necesitas competir con ellos. Sin duda, puedes inspirarte y aprender de ellos, pero reconocer sus conocimientos y experiencia.

Si tratas de apresurar el proceso, puedes perderte la oportunidad de mejorar tu trabajo. Recuerda, la calidad importa más que la cantidad.

#2: Compárate sólo con tu Yo del Pasado 👷

La competencia puede impulsarte o succionarte la felicidad.

Competir es algo bueno cuando te obliga a crecer, pero puede llegar a ser tóxica cuando te comparas con los demás.

La solución no es dejar de competir en la vida. Es dejar de compararse con los demás. Cada persona tiene diferentes experiencias, situaciones, prioridades, edad, relaciones, personalidad, talentos, habilidades, cuerpo, mente, suerte, genes, educación, etc.

Los seres humanos pueden parecer similares desde el exterior, pero hay muchas cosas que pasan en el interior.

Así que no te sientas mal si alguien es mejor que tú. Es mucho más sabio ser humilde y aceptar la verdad.

Eres un trabajo en progreso y no hay por qué avergonzarse. Sólo tienes que ser mejor que tú mismo. Si estás superándote, todo irá bien.

felicidad-y-satisfaccion

#3: Valora tu Atención de la Misma Manera que Valoras tu Dinero 💵

Internet tiene puertas abiertas para nosotros que ni siquiera podíamos imaginar.

El acceso a la información está a sólo un click de distancia.

Por muy bueno que suene, también viene con sus inconvenientes. Demasiada información da lugar a una sensación de agobio.

Nos desplazamos a través de los artículos, saltamos de videos a videos sin ser conscientes de hacia dónde va nuestra atención.

Esto es algo de lo que quizá no te des cuenta.

Aunque la información es gratuita en Internet, siempre la pagas con tu tiempo y atención.

Y eso no es todo…

Cada contenido que no quieres ver te impide fijarte en el contenido que quieres ver.

Cuanta más caza tengas que hacer para encontrar el contenido que te interesa, más abrumado te sentirás porque prestas más tiempo y atención para encontrarlo.

Así que trata cada contenido como si lo hubieras pagado. Si sigues viendo algo en tu feed de noticias o bandeja de entrada que no quieres ver, bloquéalo o cancélalo.

#4: Deja de pararte en el centro del Universo 🌎

En psicología, el efecto foco es un fenómeno en el cual las personas creen que están siendo notadas más de lo que realmente son.

El centro del universo no es un buen lugar para estar. Así que no crees tales escenarios imaginarios en tu mente.

Descansa. Suelta. Quita la presión.

Los fracasos y los errores están bien siempre y cuando sigas aprendiendo de ellos.

Los redes sociales te presionan para que seas, te veas y actúes perfectamente. Pero el contenido en las redes sociales es sólo una imagen de los mejores momentos de la vida de la gente (y eso incluye filtro).

Tu vida no necesita ser perfecta. Es la manera en que lidias con las imperfecciones de la vida lo que determinará la calidad de tu vida.

#5: Apoyate en el humor, la gratitud o la conexión 🚒

dia-de-la-felicidad

La sensación de agobio existe en tu cabeza, así que es mejor resolver el problema en el lugar donde se origina el problema.

Pregúntate a ti mismo – ¿qué tan importante es tu situación actual en el panorama completo de tu vida? ¿Importará en los próximos 10 años o incluso 10 meses?

¿Vale la pena sacrificar tu alegría, tu paz y tu libertad? Si no, ríete, sonríe con un sentido de gratitud o conéctate con un ser querido.

Encontrar el humor no resolverá los problemas, pero ayudará a tu mente a pensar de una manera más clara.

La gratitud te ayudará a hacer lo mismo al cambiar tu atención a lo que es bueno en este momento, en lugar de enfocarte en el caos.

La conexión con otra persona puede ayudarte a hablar en voz alta de tu situación para que sientas que tu carga disminuye un poco. A veces, todo lo que necesitas es un oído empático.

#6: Haz tu Vida lo más Simple Posible 🧘

Deja ir las complicaciones de la vida. Suelta todos los compromisos, personas y cosas que no aportan algo a tu vida.

No sólo te abruman, sino que te distraen de las cosas que te importan. Y cuando no puedes hacer las cosas que te importan, te sientes aún más abrumado, confundido e infeliz.

Saca la confusión de tu vida teniendo prioridades definidas y un sentido claro de lo que no quieres en la vida.

En mi caso, gano claridad revisando y despejando cada fin de semana.

Cuando tu mente esté clara, sabrás cuándo decir “sí” y cuándo decir “no” a eventos, personas, tareas, correos electrónicos, ofertas, etc.

Concéntrate en una cosa a la vez. Conseguirás que las cosas se hagan más rápido y mejor sin la abrumadora sensación que conlleva la multitarea.

#7: Apaga el “Modo de Trabajo” ⏰

Estar concentrado y conseguir que las cosas se hagan se siente realmente increíble. Pero debes desactivar el “modo trabajo”.

Si te mantienes medio activo todo el tiempo, no sólo harás injusticia en tu trabajo, sino que olvidarás cómo vivir tu vida.

Tu trabajo no es tu vida, es sólo una parte de ella.

La mayor parte de la carga de la vida proviene del trabajo. Por lo tanto, mantén claros los límites de cuándo debes concentrarte en el trabajo y cuándo debes desconectarte para poder mantenerte en contacto con tu vida, ser más socialbe, cuidar más de tus relaciones…

Nunca te sientas culpable por tu tiempo libre consciente.

Para combatir el problema, programo sesiones de meditación y presto atención a mi energía para tomar descansos regulares.

minimalismo-panama

Cuando Nada Funciona…

“No puedes calmar la tormenta, así que deja de intentarlo. Lo que puedes hacer es calmarte. La tormenta pasará.”

-Madera Hawkeye

Recuerda: Esto ya pasará.

La vida se vuelve loca a veces y en vez de luchar contra ella, ríndete a ella.

Estar en el presente. Siente la abrumadora sensación de saber que la tormenta pasará.

Llegarán días mejores. Y cuando lo hagan, reconócelos como nunca antes.