Hoy en día es cierta la frase que dice que no hay límites en cuanto a quién puede convertirse en un gran empresario. Para esto, no necesariamente se necesita un título universitario, un montón de dinero en el banco o incluso experiencia en negocios para comenzar algo que podría convertirse en un próximo gran éxito. Sin embargo, usted necesita un plan fuerte y el impulso para llevar a cabo tu negocio.

Desde Activa Panamá queremos compartirte información para que alimentes tu ganas de emprender, lo más probable es que ya tengas el impulso, pero puede que no sepas cómo empezar a construir tu imperio. 

Por eso estamos aquí. Te compartimos esta guía paso a paso para ayudar a convertir tu gran idea en un negocio exitoso.

 

1. Evalúate a Ti Mismo 

modelo-de-negocioEmpecemos con la pregunta más básica: ¿Por qué quieres empezar un negocio? Utiliza esta pregunta para guiar el tipo de negocio que deseas iniciar. Si quieres dinero extra, tal vez deberías empezar a trabajar duro. Si quieres más libertad, tal vez es hora de dejar tu trabajo de 9 a 5 y empezar algo nuevo.

Una vez que tenga la razón, empieza a hacerte aún más preguntas que te ayuden a determinar el tipo de negocio que debes comenzar, y si tienes lo que necesitas.

-¿Qué habilidades tienes?

-¿Cual es tu pasión?

-¿Cual es tu especialización?

-¿Cuánto puedes gastar, sabiendo que la mayoría de las empresas fracasan?

-¿Cuánto capital necesitas?

-¿Qué tipo de estilo de vida quieres vivir?

-¿Estás listo para ser un empresario?

Se brutalmente honesto con tus respuestas. Esto creará una base para todo lo que hagas al momento de seguir adelante, así que es mejor saber la verdad ahora que más tarde.

2. Piensa en una Idea de Negocio

¿Ya tienes una idea de negocio? Si es así, ¡Felicitaciones! Es momento de avanzar a la siguiente sección. Si no es así, hay un montón de maneras de empezar una lluvia de ideas para conseguir una buena idea. He aquí algunos tips para desglosar posibles ideas de negocio:

  • Pregúntate qué Sigue: ¿Qué tecnología o avance se avecina y cómo este cambiará el panorama empresarial? ¿Puedes adelantarte al cambio?
  • Arregla lo que Te Molesta. La gente prefiere tener menos cosas malas que más cosas buenas. Si tu empresa puede solucionar problemas a tus clientes, ellos te lo agradecerán.
  • Aplica tus Habilidades en un Campo Completamente Nuevo. Muchas empresas e industrias hacen las cosas de una manera porque así es como siempre se han hecho. En esos casos, un nuevo conjunto de ojos desde una nueva perspectiva puede marcar la diferencia.
  • Utiliza un Enfoque Mejor, más Barato y más Rápido. ¿Tiene una idea de negocio que no es completamente nueva? Si es así, piensa en las ofertas actuales y concéntrate en cómo puedes crear algo mejor, más barato o más rápido.
  • Además, Sal a Conocer Gente. Hazles preguntas, busca consejos de otros empresarios, investiga ideas en línea y utiliza cualquier método que tenga más sentido para ti.

 

3. Realiza Estudios de Mercado 

negocios-en-venta¿Alguien más ya está haciendo lo que tú quieres hacer? Si no es así, ¿Hay una buena razón para ello?

Comienza a investigar a tus potenciales rivales o socios en el mercado. Describe los objetivos que necesitas completar con tu investigación y los métodos que puedes utilizar para hacerlo. Por ejemplo, puede realizar entrevistas por teléfono o cara a cara. También puede ofrecer encuestas o cuestionarios con preguntas como “¿Qué factores tiene en cuenta a la hora de comprar este producto o servicio? y “¿Qué áreas sugeriría para mejorar?

Tres de los errores más comunes que la gente comete al iniciar su investigación de mercado, que son:

  • Solo investiga lo que ya ha sido publicado y analizado
  • Usar sólo recursos en línea.
  • Encuestar sólo a la gente que conoces.

 

4. Pide por el Feedback 

Deja que la gente interactúe con tu producto o servicio y ve cuál es su opinión al respecto. Un par de ojos diferentes a los tuyos puede ayudar a señalar un problema que podría haberse pasado por alto anteriormente. Además, estas personas se convertirán en los primeros defensores de tu marca, especialmente si sabes escuchar sus opiniones y les gusta el producto.

Una de las maneras más fáciles de utilizar la retroalimentación es enfocarse en estos tres pilares básicos: creación de prototipos, experimentación y devolución. Lanzando un producto, obteniendo retroalimentación y adaptándolo de acuerdo a la retroalimentación obtenida. Puedes mejorar constantemente y asegurarte de seguir relevante.

Sólo ten en cuenta que algunos de esos consejos, solicitados o no, serán buenos. Como algunos otros, no lo serán. Es por eso es bueno que tengas un plan sobre cómo recibir retroalimentación…

Aquí hay seis pasos para manejar la retroalimentación:

  • Stop! Tu cerebro probablemente se encontrará excitado al recibir comentarios, y podría sacar malas conclusiones. Tomate tu tiempo para considerar todo lo que acabas de escuchar.
  • Siempre di “Gracias”. Las personas que hacen algún comentario negativo sobre tu producto no esperan que les agradezcas por ello, pero hacerlo probablemente les hará respetarte y los animará a seguir siendo honestos en el futuro.
  • Si a alguien no le gusta tu idea, no significa que odie todo lo que acabas de decir. Es importante recordar que estas personas están tratando de ayudar, y es posible que sólo estén señalando un problema pequeño o una solución que podrías investigar más a fondo.
  • Busca los patrones. Si sigues escuchando los mismos comentarios, es hora de empezar a sentarse y tomar nota.
    Escucha con curiosidad. Esté dispuesto a entablar una conversación en la que el cliente tenga el control.
  • Haz preguntas. Averigua por qué a alguien le gusta o no le gusta algo. ¿Cómo podrías mejorarlo? ¿Cuál sería la mejor solución?

Además, una manera de ayudarte a superar los comentarios negativos es crear un “muro de amor” en el que puedas publicar todos los mensajes positivos que has recibido, no sólo te inspirará, sino que también podrás utilizarlos más adelante cuando empieces a vender tu producto o servicio. Las críticas positivas en línea y los testimonios de boca en boca pueden ayudar a marcar una gran diferencia.

5. Escribe Tu Plan de Negocios

que-es-una-idea-de-negocioUn plan de negocios es una descripción escrita de cómo evolucionará tu negocio desde el comienzo hasta el final del producto.

Esto es lo que los expertos sugieren que debería estar en un plan de negocios:

1.Portada. Comienza con el nombre de tu negocio, (que es más difícil de lo que parece).

2.Resumen ejecutivo. Este es un resumen de lo que el plan incluye, la descripción de la compañía, el problema que el negocio está resolviendo, la solución y por qué ahora. (Esto es lo que debe incluir en el resumen y cómo puede hacer que sea atractivo para los inversionistas.)

3.Descripción del negocio. ¿Qué tipo de negocio quieres empezar? ¿Cómo es tu industria? ¿Cómo será en el futuro?

4.Estrategias de mercado. ¿Cuál es tu mercado objetivo y cuál es la mejor manera de vender a ese mercado?

5.Análisis competitivo. ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de tus competidores? ¿Cómo los vencerás?

6.Plan de diseño y desarrollo. ¿Cuál es tu producto o servicio y cómo se desarrollará? Luego, crea un presupuesto para ese producto o servicio.

7.Plan de operaciones y gestión. ¿Cómo funciona el negocio a diario?

8.Factores financieros. ¿De dónde viene el dinero? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Qué tipo de proyecciones debería crear y qué debería tener en cuenta?

Para cada pregunta, puede pasar entre una y tres páginas. Tenga en cuenta que el plan de negocios es un documento vivo y respirable y que a medida que pase el tiempo y madure su negocio, lo irás actualizando.

6. Financia Tu Negocio

Hay un montón de maneras diferentes de obtener los recursos que necesitas para iniciar tu negocio. Echa un vistazo y considera tus propios recursos, circunstancias y averigua cuál funciona mejor para ti.

  1. Financia por tu cuenta la creación de tu empresa. Esto puede hacer que tome más tiempo poner en marcha tu negocio, pero la parte buena es que solo tu controlas tu propio destino.
  2. Presenta tus necesidades a amigos y familiares. Puede ser difícil separar el negocio de las relaciones personales, pero si estás considerando pedir un préstamo, recurrir a los más cercanos puede ser una posible solución.
  3. Solicita una subvención para pequeñas empresas. Empiece consultando la guía de subvenciones para pequeñas empresas de tu región. Puede ser un proceso largo, pero gratificante.
  4. Comienza una campaña de financiación colectiva en línea. Si crees que tu negocio puede ser adecuado para algo como Kickstarter o Indiegogo, se recomienda investigar sobre 10 de las empresas mejor financiadas de financiación colectiva.
  5. Negocia un adelanto de un socio o cliente estratégico. Si alguien quiere tu producto, existe la posibilidad de que también lo quiera financiar. Este tipo de alianzas incluyen acuerdos de licencia y de contratos por firmar.
  6. Intercambio de acciones o servicios. Por ejemplo, podrías usar el espacio de un depósito para crear tu taller a cambio de publicidad en tus redes. Puede que no te paguen por esto, pero tampoco tendrás que pagar por tu depósito, y un centavo ahorrado es un centavo ganado.
  7. Solicita un préstamo bancario o una línea de crédito. Si cumples con los requisitos, un buen lugar para comenzar son los préstamos es la Administración de Pequeñas Empresas.

7. Desarrolla tu Producto o Servicio

oportunidades-de-negocioDespués de todo el trabajo que has invertido en iniciar tu negocio, se sentirá increíble ver cómo el mismo cobra vida. Pero ten en cuenta que se necesita un equipo para crear un producto. Por ejemplo, si quieres desarrollar una app y no eres ingeniero, tendrás que contactar con un técnico. O si necesitas producir en masa un artículo, tendrás que asociarte con un fabricante…

He aquí una lista de siete pasos, que puedes utilizar para el desarrollo de tus propios productos. Un punto importante que los expertos destacan es que cuando se está elaborando el producto, se recomienda centrarse en dos cosas: la simplicidad y la calidad. No necesariamente debes hacer el producto lo más barato que puedas, sino que debes asegurarte que el producto capte la atención de alguien rápidamente.

Cuando estés listo para hacer el desarrollo de productos y externalizar algunas de las tareas debes asegurarte de…

  1. Mantén el control de tu producto y aprende constantemente. Si dejas el desarrollo en manos de otra persona sin supervisión, es posible que no obtengas lo que habías imaginado.
  2. Implementa controles y balances para reducir tu riesgo. Pide opiniones de diferentes profesionales para encontrar tu propio camino en la construcción del producto.
  3. Contrata especialistas. Los estudiosos recomiendan contratar gente que sea impresionante en lo que tu quieres hacer, no solo personas que sean buenas para los negocios.
  4. Asegurate de no perder todo tu progreso si un trabajador se va o si un contrato no se cumple.
  5. Gestiona el desarrollo de productos para ahorrar dinero. Las tarifas pueden variar por lo tanto asegúrate de que no estás pagando de más cuando podrías obtener el mismo resultado por un precio mucho más bajo.

Para ayudarte a tener tranquilidad durante el proceso, se recomienda aprender todo lo que se pueda sobre la producción, para que puedas mejorar el proceso y tus decisiones con el paso del tiempo…

Si eres un empresario centrado en ofrecer servicios, el proceso será diferente pero no menos importante. Todos poseemos habilidades por las que la gente está dispuesta a pagar, generalmente estas habilidades suelen ser difíciles de cuantificar  ¿Como puedes ayudarte a cuantificarlas? Considera crear un portafolio y/o un sitio web para mostrar tu trabajo.

Además, asegúrate de tener los certificados necesarios o los requisitos educativos, para avalar tus conocimientos y preparación. 

8. Comienza a Formar Tu Equipo

Para escalar tu negocio, vas a tener que delegar responsabilidades a otras personas. Necesitas un equipo.

Ya sea que necesites un socio, un empleado o un trabajador independiente, estos tres consejos pueden ayudarte a encontrar un buen ajuste:

  1. Establece claramente tus metas. Asegúrate de que todos entiendan tu visión y tu papel dentro de esa misión desde el principio.
  2. Sigue los protocolos de contratación. Al iniciar el proceso de contratación, debes tener en cuenta muchas cosas, desde la selección de personas hasta hacer las preguntas correctas. Asesorate bien
  3. Establece una fuerte cultura empresarial. ¿Qué hace a una gran cultura? ¿Cuáles son sus componentes básicos? Puedes buscar ejemplos de empresas con una buena cultura por detrás, como lo es Google, pero ten en cuenta que no necesitas ser ellos para crear una atmósfera positiva dentro de tu empresa. Una gran cultura de empresa se basa más en el respeto y empoderamiento de empleados, incluyendo capacitaciones y tutorías, que en la decoración o en mesas de ping-pong.

9. Encuentra Tu Ubicación

como-emprender-un-negocioEsto podría ser una oficina o una tienda. Tus prioridades diferirá dependiendo de la necesidad que tengas, pero aquí hay 10 cosas básicas a considerar:

1.Estilo Operacional: Asegúrate de que tu ubicación sea coherente con tu estilo e imagen.

2.Demografía: Empieza por considerar quiénes son tus clientes. ¿Qué tan importante es su proximidad a tu ubicación? Si por ejemplo tu tienes una tienda minorista que depende de la comunidad local, esto es vital. Para otros modelos de negocio, podría no serlo.

3.Tráfico Peatonal. Si necesitas que la gente entre a tu tienda, asegúrate de que sea fácil de encontrar. Recuerda: incluso las mejores áreas comerciales tienen puntos muertos.

4.Accesibilidad y Aparcamiento. ¿Es accesible tu edificio? No les dé a los clientes una razón para ir a otro lugar porque no saben dónde estacionar.

5.Competencia. A veces tener competidores cerca es algo bueno. Otras veces, no lo es. Por esta razón, es muy importante tener una investigación de mercado previa. 

6.Proximidad a otros negocios y servicios. Observa cómo las empresas cercanas también pueden enriquecer la calidad de tu negocio como lugar de trabajo.

7.Imagen e historia del sitio. ¿Qué dice esta dirección sobre tu negocio? ¿Han fracasado otras empresas? ¿Refleja la ubicación la imagen que deseas proyectar?

8.Ordenanzas. Dependiendo de tu negocio, esto podría ayudarte u obstaculizarte. Por ejemplo, si quieres comenzar una guardería infantil, las ordenanzas dicen que nadie puede construir una licorería cerca de ella.

9.La Infraestructura. Especialmente si estás buscando un edificio antiguo o si está comenzando un negocio en línea, asegúrate de que el espacio pueda satisfacer tus necesidades de alta tecnología.

10.Alquiler, utilidades y otros costos. El alquiler es el gasto más grande de las instalaciones, pero comprueba también los servicios públicos y si están incluidos en el contrato de alquiler o no. No querrás empezar con un precio y descubrir que será otro más tarde.

Una vez que sepas qué buscar y sea el momento de buscar un lugar, estos consejos te pueden ayudar…

  1. Piensa en tu propio marco de tiempo. Existen oficinas que se pueden alquilar a corto plazo. No te quedes atascado en un contrato de arrendamiento a largo plazo si no tiene sentido para tu negocio.
  2. Mantén tus opciones abiertas.
  3. Haz el trato bajo tus términos. De nuevo, tienes opciones. No te dejes atrapar en algo que te haga sentir incómodo.

10. Empieza a Vender

El futuro de tu negocio va a depender de los ingresos y las ventas. Steve Jobs lo sabía, por eso, cuando estaba empezando Apple, se pasaba el día a día llamando a los inversores desde su garaje.

Hay una tonelada de diferentes estrategias de ventas y técnicas que puedes emplear, los expertos nos compartieron cuatro para comenzar a ponerlas en práctica:

  1. Escucha: Cuando se escucha a los clientes, descubres lo que quieren y necesitan.
  2. Pide compromiso, pero no seas insistente. No deber ser tímido como para cerrar una venta, pero tampoco puedes hacer que los clientes sientan que los estás forzando a vender.
  3. No tengas miedo de oír “no”: Como dijo Timo Rein, ex vendedor puerta a puerta (y ahora cofundador de la empresa de software Pipedrive): “La mayoría de la gente es demasiado educada. Te permiten hacer tu propuesta incluso si no tienen ningún interés en comprar. Y eso es un problema por sí mismo. El tiempo es tu recurso más importante”.
  4. Que sea una prioridad. Como dijo el mago empresarial Gary Vaynerchuk, “En realidad, la creación de ingresos y la gestión de un negocio rentable es la mejor estrategia para los negocios. ¿Dónde estamos qué la gente piensa que los usuarios o las visitas o el tiempo en el sitio es el proxy de un negocio exitoso?”

Pero, ¿cómo se hacen esas ventas? Empieza por identificar a los destinatarios que desean tu producto o servicio. Encuentra a los primeros adoptantes del negocio, haz crecer tu base de clientes y publica anuncios para encontrar a personas que se adapten a tu negocio. Luego, averigua cuál es el embudo de ventas o la estrategia correcta que puede convertir estos prospectos en ingresos.

11. Haz Crecer Tu Negocio

como-hacer-un-plan-de-negociosHay un millón de formas diferentes de crecer. Se podría adquirir otro negocio, apuntar a un nuevo mercado, expandir sus ofertas y más. Pero, ningún plan de crecimiento importará si usted no tiene los dos atributos clave que todas las compañías en crecimiento tienen en común.

Ellos, tienen un plan para promocionarse a sí mismos. Utilizan los medios de comunicación social de manera efectiva a través de campañas orgánicas, influyentes o pagadas. Tienen una lista de correo electrónico y saben cómo usarla. Entienden exactamente a quién deben dirigirse.

Entonces, una vez que tienen un nuevo cliente, entienden cómo retenerlo. Probablemente has escuchado a mucha gente decir que el cliente más fácil de vender es el que ya tienes. Sus clientes actuales ya se han inscrito en su lista de correo electrónico, han añadido la información de su tarjeta de crédito a su sitio web y han probado lo que se ofrece. Al hacerlo, están comenzando una relación con tu marca. Haz que los clientes se sientan tan bien como sea posible acerca de esa relación.

Comienza por utilizar estas estrategias bien estudiadas por los expertos en ventas y marketing, que incluyen invertir en tu servicio al cliente y obtener personal, hasta el darse cuenta de que su trabajo nunca se acabara. Estarás constantemente compitiendo en el mercado, y no podrás dormirte en los laureles. Sigue investigando el mercado, contratando gente buena y haciendo tu producto superior. De esa forma, estarás en camino a construir el imperio con el que siempre soñaste.