10 Señales de que Estás en la Relación Perfecta

una relación perfecta

La perfección, como sabemos, no es alcanzable. Una de las razones por las que no es alcanzable es que tiene un significado diferente para todos. Lo que una persona define como “perfección” podría ser completamente diferente de otra. Además, la perfección no deja espacio para la vida real. No deja espacio para la personalidad, para los matices, para las mismas cosas que hacen que las personas y las relaciones sean hermosas.

Sin embargo, por lo que podemos luchar es por encontrar lo que podríamos considerar la relación “definitiva” para nosotros. Cuando esa persona entra en tu vida y te hace darte cuenta de por qué nunca funcionó con nadie más. Aquí hay algunas señales de que estás en una buena relación.

1. Se tratan con respeto

A veces no estarás de acuerdo con tu pareja, incluso puedes pelear. Uno de ustedes puede llegar a casa de mal humor, cansado o enojado. Sin embargo, a lo largo de todo esto, deben tener un nivel básico de respeto mutuo que les permita tratarse siempre bien, incluso cuando no se sientan bien, y disculparse plenamente si no lo hace.

Si te sientes amado y seguro con tu pareja, y sabes que serás escuchado por ellos y no menospreciado, sabes que se siente respetado. Asimismo, si tratas a tu pareja con el mismo nivel de respeto porque la amas y valoras sus opiniones, estás en una buena relación.

2. Se dan espacio unos a otros

Tu pareja debe entender que no puedes pasar todos los momentos de vigilia juntos, todos necesitan un poco de espacio. Ya sea que se trate de pasar un poco de tiempo separados todos los días o de tener tiempo para salir y disfrutar de pasatiempos y actividades sin tu pareja, si puede respetar que eres tu propia persona y necesitas tener una vida fuera de tu relación, entonces puede sentir como si fueras aceptado plenamente.

3. Tienes limites

relación sana

Los límites son complicados, a veces pueden ser difíciles de precisar e incluso más difíciles de hacer cumplir. Pero son importantes. Los límites ayudan a asegurarte de que estés seguro y te sientas respetado dentro de tu relación. Son una forma de comunicarle claramente a tu pareja exactamente lo que harás y lo que no mantendrás, para que siempre estén claros el uno con el otro.

Sabrás cuando hayas establecido límites saludables cuando sientas que puedes decir que no con claridad, sin culpa, sientes que puedes cuidarte y te sientes seguro al expresarte y con lo que te sientes cómodo.

4. Luchas productivamente

La lucha es una parte inevitable de cualquier relación. Son dos personas diferentes, que se unen y tratan de navegar por la vida; terminarán teniendo desacuerdos, y eso es bueno, siempre que lo hagas de una manera saludable. Cuando tienes una relación sana, la lucha debe consistir en resolver el problema, no en “ganar”.

Si uno de ustedes es un “perdedor” y el otro es un “ganador”, entonces ninguno de los dos se está beneficiando realmente y probablemente terminará con sentimientos de resentimiento en uno o ambos lados. Recuerda siempre que es necesario que ambos sean contra el problema, en lugar de uno contra el otro. Si puedes dominar esto, estarás bien encaminado hacia la relación perfecta.

5. Reconocen las fallas de los demás

Todo el mundo tiene defectos, fingir que no nos lleva a ninguna parte. Si bien hay mucho que decir acerca de reconocer tus fallas y trabajar en ellas, también es valioso aceptar que probablemente estarán presentes por un tiempo de alguna forma. Si tu y tu pareja pueden reconocer las faltas del otro y amarse tanto por lo bueno como por lo malo, tu relación será mucho más fuerte por eso.

6. Tienen una vida planificada juntos

Las parejas que planean su vida juntas, permanecen juntas. Si tu y tu pareja pueden imaginarse su futuro juntos, teniendo en cuenta tanto sus objetivos como pareja (comprar una casa, tener hijos, mudarse, casarse, planes de viaje) como sus objetivos como individuos (progresión profesional, metas de la lista de deseos, desarrollo), entonces estás en el camino correcto para tener una relación larga, saludable y estable.

Sus metas y aspiraciones no tienen que estar alineadas exactamente, solo necesitas asegurarte de respetar y valorar los deseos de los demás y hacer espacio para que ambos tengan éxito. Si hay algún conflicto en los objetivos, sabes cómo resolverlo y comprometerse para crear un futuro con el que ambos estén felices.

7. Confías en tu socio

La confianza es un componente verdaderamente clave de cualquier relación. Si no puedes confiar en tu pareja, ¿por qué estar con ella? Debes saber que la persona con la que pasa la mayor parte de su tiempo te respalda y no cruzará ningún límite importante. Si puedes mirar a tu pareja y decirle honestamente que confías plenamente en ella, es una excelente señal de que lo estás haciendo bien.

8. Puedes comunicarte

La comunicación es la regla de oro número uno de cualquier relación: Si no puedes o no quieres comunicarte bien, estás condenado al fracaso. Si no te estás comunicando bien en este momento, no significa que tu relación deba terminar de inmediato, pero es importante que ambos estén interesados ​​en mejorar su comunicación.

Si tienes el hábito de hablar con los demás, averigua cómo le va al otro y realmente escucha y piensa en lo que dice, probablemente sea bueno. Sin embargo, hay algunas otras cosas que te ayudarán a saber si te estás comunicando de manera efectiva. Asegúrate de sentirte comprendido y reconocido cuando hables, date cuenta que puedes hablar con tu pareja sobre cualquier tema y asegúrate de que sepa que puede hablar contigo sobre cualquier tema.

9. Haces tiempo el uno para el otro

tiempo juntos

Al comienzo de una relación, la etapa de la “luna de miel”, todo lo que quieren hacer es pasar tiempo juntos y conocerse. A medida que avanza una relación, la vida se interpone y tu pareja comienza a convertirse en una parte más de tu vida cotidiana. En algunos aspectos, esto es algo bueno: Tu relación se vuelve más sólida y práctica a medida que los integras en tu vida.

10. Amas pasar tiempo juntos

Si puedes decir honestamente que tu pareja es tu mejor amigo, entonces estás haciendo algo bien. Todas las buenas relaciones tienen sus raíces en la amistad y el compañerismo. Te tiene que gustar mucho pasar tiempo con alguien si vas a vivir tu vida con esa persona como tu pareja. Esto puede parecer obvio, pero a veces es fácil olvidarlo.

¿TE GUSTA ACTIVA?

Nuestro mejor contenido directo a tu correo. Suscribete!

Gracias por suscribirte!

Ay algo que no anda bien!