No hay un momento perfecto para empezar un negocio, así que no dejes que la crisis actual te impida dar el salto…

General Motors, IBM y Disney fueron fundadas justo antes de la Gran Depresión. Google, Salesforce, eBay y Amazon salieron de la burbuja de las punto-com. Y Facebook, Twitter y muchos otros sobrevivieron a la crisis económica de 2008.

El hecho de que inicies una empresa antes, durante o después de una recesión o crisis global no significa necesariamente que vaya a tener más éxito a largo plazo. En todo caso, las crisis globales son las que ponen de relieve la próxima generación de problemas que el mundo necesita resolver para avanzar, lo que da lugar a docenas y docenas de nuevas empresas, nuevos mercados y nuevas industrias.

Al encontrarnos en otra crisis global, en este momento se presenta una interesante oportunidad para los empresarios

Creo que el espíritu empresarial y la creación de una empresa se deriva de tener una gran idea en el momento en que estás viviendo. Lo interesante de nuestro entorno actual es que todos estamos (en su mayoría) refugiándonos en el lugar. Muchos de nosotros nos hemos visto obligados a trabajar a distancia durante algún tiempo, o en un futuro próximo. Eso significa que estamos reexaminando muchos aspectos de nuestras vidas que de otra manera dábamos por sentado. Y todo esto conduce a oportunidades emocionantes para construir nuevos productos, nuevas soluciones, y un nuevo mundo.

Sin largos desplazamientos, sin tanta vida social, sin muchas de las cosas que solían mantenernos ocupados, algunas personas tienen potencialmente más tiempo del que nunca han tenido para invertir en la puesta en marcha de una idea.

Aquí hay tres razones por las que ahora es el momento perfecto para convertirse en empresario.

1.Si puedes construir un negocio en el ambiente hoy, sólo serás más fuerte mañana

No sabemos cuánto tiempo durará esta recesión. Sin embargo, si puedes crear una empresa que sea valiosa para la gente en un entorno lleno de una demanda en declive y un aumento del desempleo, sólo serás más fuerte cuando la economía empiece a mejorar.

Comenzar un negocio ahora significa que serás aún más frugal con los gastos, las contrataciones y lo que necesitas para que tu empresa despegue. Esas son buenas habilidades que se deben tener, sin importar el ambiente, cuando eres un empresario…

2.En este momento, un montón de gente muy talentosa está buscando trabajo

No son sólo las pequeñas empresas se ven afectadas por la pandemia de coronavirus. Incluso las empresas más grandes y las de mayor financiación están despidiendo gente ahora mismo.

En este momento, el mercado está lleno de individuos talentosos que buscan su próxima oportunidad. Especialmente a medida que más y más empresas se trasladan a fuerzas de trabajo remotas, esto abrirá aún más puertas para que los trabajadores adecuados encuentren las empresas adecuadas, y viceversa.

Ahora es un gran momento para encontrar un cofundador y otros compañeros de equipo y construir una empresa que defina las categorías.

3.Los negocios que resuelven los problemas en una crisis crecen más rápido

En general, las nuevas empresas de consumo tienden a estar a la vanguardia de hacia dónde se dirige el mundo – con un enfoque de primacía digital, educación y diferenciación de contenidos pesados, y un enfoque de conveniencia para sus clientes. Por esas razones, no es sorprendente que muchos de estos negocios sean adecuados para el entorno actual.

¿Pero qué hay de las compañías que no tienen tanta suerte de beneficiarse de estos cambios? Regla número uno del espíritu empresarial: Cuando las cosas van mal, no te rindes, te arrastras de nuevo a la cama y comes helado. Te pones a trabajar.

No hay un momento perfecto para empezar un negocio. Lo que importa es cuán motivado estás para empezar, y si tienes la perseverancia para aprovechar cualquier situación para hacer limonada con limones.